El Gobierno quiere construir un edificio de 15 viviendas sociales en El Zapatón

Lugar de confluencia de las calles Constitución y Augusto G. Linares en El Zapatón/Google Maps
Lugar de confluencia de las calles Constitución y Augusto G. Linares en El Zapatón / Google Maps
Torrelavega

Ha solicitado al Ayuntamiento licencia para segregar la parcela, ahora utilizada como aparcamiento

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Una buena noticia para las familias que tienen dificultades para acceder a una vivienda en Torrelavega: el Gobierno de Cantabria quiere realizar una nueva promoción de pisos de protección oficial en la ciudad. El lugar elegido es una parcela de su propiedad situada en el barrio El Zapatón, en la confluencia de la Avenida de la Constitución y la calle Augusto G. Linares, ahora utilizada como aparcamiento en superficie. En ella se proyecta construir un edificio de cinco plantas, en las que se habilitarían 15 viviendas.

Una vez obtenida la licencia municipal de segregación, solicitada el pasado 1 de septiembre, el Ejecutivo cántabro cederá la parcela a la empresa pública Gesvicán, que será la encargada de desarrollar el proyecto. La finca perteneció al Instituto Nacional de la Vivienda por agrupación de varias de su propiedad, adquiridas para la construcción del barrio El Zapatón.

La parcela fue objeto de desarrollo mediante un Plan Parcial, que dividía y ordenaba el área en varias fincas privadas, públicas, dotaciones y viario. Tiene una superficie de 416 metros cuadrados y ahora está sin edificar y se viene utilizando como aparcamiento, junto a otros solares contiguos. En ella se puede materializar una edificabilidad máxima de 1.490 metros cuadrados.

El solar está situado en la confluencia de las calles Constitución y Augusto G. Linares

La propuesta de parcelación cumple, en principio, con lo dispuesto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente en Torrelavega, pues se trata del desarrollo del Plan Parcial El Zapatón, aprobado en 1978 y recogido en el planeamiento como Conjunto Urbanístico-Arquitectónico (CUA). La parcela que se pretende segregar es fruto de la parcelación del Plan Parcial, por lo que se entiende que está dentro del ordenamiento del municipio y cumple todas sus determinaciones.

También en Campuzano

La empresa pública Gesvicán solicitó también el día 1 de septiembre licencia municipal para construir un bloque de 22 viviendas protegidas, en régimen de alquiler, en Campuzano. La ansiada obra, en la que se invertirán 2,3 millones, permitirá dotar al centro del pueblo de más zonas verdes y aparcamiento. El Ayuntamiento pondrá los terrenos a disposición de la empresa pública antes de final de año, una vez trasladados los talleres municipales a las naves que se acaban de construir en el polígono industrial.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, recordó durante la presentación del proyecto de ejecución, que la inversión ha sido largo tiempo demandada por los vecinos y es fruto de varios años de trabajo, en los que ha sido necesario gestionar suelos, derribar edificaciones en ruina y construir los nuevos talleres municipales para sustituir a los destartalados de Campuzano. También resaltó la importava a experimentar una «transformación total»ncia del proyecto para Campuzano, porque el centro de la localidad con la construcción de viales más anchos y ordenados, zonas verdes y aparcamientos.

El regidor, que agradeció la colaboración de la Consejería, precisó que el traslado de los talleres municipales al polígono industrial Tanos-Viérnoles se inició después de las fiestas de La Patrona y aseguró que las viejas naves de Campuzano será derruidas antes de final de año, con el fin de que el solar esté a disposición de Gesvicán en 2018 y las viviendas puedan ser una realidad antes de que concluya la legislatura.

Ángel Calderón, técnico de Gesvicán, explicó que las 22 viviendas, de 2 o 3 dormitorios, se distribuirán en cuatro plantas en un «estupendo edificio prismático», con fachada revestida con ladrillo cara vista de color blanco «muy moderno». Calderón señaló que el inmueble no tendrá sótano porque «las características del terreno no son idóneas», si bien «quedará un espacio generoso para aparcar en superficie». También destacó que el bloque no tendrá ni locales ni trasteros «porque lo que ha primado es la necesidad de sacar el mayor número posible de viviendas».

El consejero, José María Mazón, subrayó la importancia de esta actuación, que «supone la primera promoción de vivienda pública iniciada por la Consejería en la actual legislatura», y la relevancia de su construcción en Torrelavega.

Fotos

Vídeos