Hostelería deberá pagar 12.000 euros de gastos por suspender la Feria de Día de Torrelavega

Hostelería deberá pagar 12.000 euros de gastos por suspender la Feria de Día de Torrelavega
Luis Palomeque

El Juez desestima la demanda interpuesta por la asociación empresarial contra la resolución dictada por la Alcaldía

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

El enfrentamiento entre la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) y el Ayuntamiento de Torrelavega por la suspensión de la Feria de Día de 2016, una jornada antes de iniciarse las fiestas patronales, terminó en los Tribunales y ya hay sentencia. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 3 de Santander ha desestimado la demanda interpuesta por la AEHC contra la resolución dictada por la Alcaldía, que obligaba al colectivo a resarcir al Consistorio el importe de los gastos realizados para que la Asociación pudiera organizar la Feria de Día (11.954 euros). El fallo judicial es firme y no cabe interponer recurso alguno. También se impone el pago de las costas a la recurrente.

La AEHC alegó que el Ayuntamiento había vulnerado el principio de confianza legítima y alterado sustancialmente las condiciones del acuerdo, al autorizar, en la misma plaza (La Llama) y en las mismas fechas, la celebración de un festival de rock, concediendo también una subvención para dicha actividad. Además, la asociación que agrupa a los hosteleros denunció que el Consistorio autorizó la instalación de una barra de 10 metros para la venta de las mismas bebidas que en las casetas, una vez firmado el convenio y sin que existiera licencia para el festival del música.

El acuerdo se firmó el 3 de agosto de 2016, autorizando a la AEHC a la ocupación de dominio público para la celebración de la Feria del Día del 12 al 21 del mismo mes. La Asociación decidió no llevar a cabo la actividad en base a los argumentos ya expuestos y tampoco cuestionó el importe al que ascienden los gastos reclamados por el Ayuntamiento, sino la ausencia de obligación del pago de los mismos al entender que el Consistorio vulneró el principio de confianza legítima y alteró las condiciones establecidas en el convenio.

Sin exclusividad

El Juez entiende que ni una cosa ni la otra. En primer lugar, observa que en el convenio no se establece exclusividad alguna al evento, de forma que el Ayuntamiento «no se comprometió a la ausencia de otros en las mismas fechas», una circunstancia lógica si se tiene en cuenta que «la Feria de Día se celebraba en las fiestas patronales». «A mayor abundamiento -señala la sentencia-, la coincidencia de fechas se refería únicamente a tres días y el resto era la recurrente la única que participaba en el mismo recinto, sin que además podamos obviar la gran extensión del mismo».

También ha resultado «acreditado» que la celebración del festival de música se anunció en la prensa el 29 de julio, es decir, con anterioridad a la firma del convenio. Respecto a las alegaciones consistentes en la agravación de riesgo que suponía la celebración de dicho festival, así como las cuestiones de limpieza, resulta también acreditado que el Ayuntamiento exigió a la organización del festival un seguro de responsabilidad civil, siendo también responsable de la limpieza y recogida de residuos.

Igualmente, consta como acreditado en la sentencia que la AEHC no ha reclamado cantidad alguna al Consistorio por supuestos daños y tampoco impugna los reclamados por el demandado, que «están acreditados mediante los informes y facturas adjuntadas». «De lo expuesto -añade el fallo- resulta que la conclusión no puede ser otra que la de afirmar la existencia de renuncia voluntaria por la recurrente al contenido establecido en el convenio, originando los gastos que reclama ahora el Ayuntamiento».

Enfrentamiento

El alcalde de Torrelavega confirmó este verano que el asunto terminaba en el juzgado al responder preguntas de la oposición durante una sesión plenaria. «Una vez comprobado que no se ha efectuado el pago, hemos pasado al Servicio Contencioso la reclamación de esas cantidades», señaló José Manuel Cruz Viadero. Las diferencias respecto a la instalación de las populares casetas inició una 'guerra' entre ambas partes que volvió a ponerse de manifiesto hace unos meses, con motivo de la aprobación de una nueva ordenanza reguladora de las terrazas. Los hosteleros denunciaron, una vez más, maltrato por parte del Consistorio y llegaron a recoger firmas y anunciar movilizaciones.

Torrelavega festejó a La Patrona el año pasado, pero la polémica por la suspensión de la Feria de Día no se detuvo. Cruz Viadero achacó lo sucedido a la actitud «un poco clasista» de algunos caseteros, que «no les gustaba la idea» de compartir espacio con el público que iba a acudir a los conciertos de La Llama. Según el regidor socialista, esa fue la verdadera razón de la suspensión y no «la económica». «Esta es una ciudad acogedora y, lo siento, los clasistas no son queridos en Torrelavega», afirmó el regidor.

La AEHC, organizadora del evento, anunció la suspensión del mismo un día antes del chupinazo de las fiestas y de que abriesen al público las 10 casetas de pinchos instaladas en la Plaza de la Llama. El presidente del colectivo, Ángel Cuevas, acusó al Ayuntamiento de haberse «cargado» la Feria de Día tras autorizar la instalación de una barra de bar en los conciertos que se iban a celebrar el fin de semana siguiente en la misma plaza, lo que los hosteleros interpretaron como una competencia desleal. Tras el incumplimiento del convenio, Cruz Viadero anunció que el Ayuntamiento no se se iba a «quedar parado» y, además de ordenar la retirada de las casetas, reclamó el pago de los casi 12.000 euros de gastos, cantidad que ahora tendrá que abonar la AEHC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos