Nueve empresas pujan por rehabilitar la vieja estación de Renfe en Sierrapando

Nueve empresas pujan por rehabilitar la vieja estación de Renfe en Sierrapando
Antonio 'Sane'

La compañía ferroviaria justifica el retraso en la adjudicación de la obra en que una de las ofertas es «anormalmente baja»

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Renfe ha informado al Ayuntamiento de Torrelavega que se han presentado nueve empresas al concurso público para rehabilitar la estación de Sierrapando, que se encuentra vallada por su estado de ruina. La compañía ferroviaria ha justificado el retraso en la adjudicación de la obra, en el hecho de que una de las ofertas está siendo examinada por ser «anormalmente baja».

El jefe de Integración y Coordinación de Renfe, Ignacio González Arrate, recuerda al alcalde, José Manuel Cruz Viadero, que su escrito es continuación de otro, fechado el 11 de mayo, en el que informaba al Consistorio de la publicación del concurso público para ejecutar las obras. También es la respuesta a una carta municipal, de 16 de junio, en la que se otorgaba a la empresa pública dos meses de plazo para que informase sobre el estado del expediente.

González Arrate aclara que la recepción de ofertas concluyó el 30 de mayo, presentándose un total de 9 licitadores. Tras las «subsanaciones oportunas», se produjo la apertura de las ofertas económicas el 18 de julio. Fue entonces cuando la Mesa de Contratación estimó que una de las propuestas era «anormalmente baja», razón por la que ahora se está «sustanciando» el trámite legalmente previsto para que la empresa afectada justifique dicha baja.

Un edificio protegido que entró en servicio hace siglo y medio

La también denominada ‘Estación del Norte’ es la más antigua de Torrelavega y una de las pocas que queda en pie de la línea original Alar del Rey-Santander. El edifico entró en servicio en 1858 y es el que peor estado presenta en la línea que une Palencia y la capital de Cantabria. El inmueble aparece registrado en el Plan Especial de Protección y Catalogación del Patrimonio Arquitectónico del Ayuntamiento de Torrelavega, con un nivel de protección de tipo integral de grado 2 y la decisión de su rehabilitación se ha tomado con la finalidad de conservarlo antes de que su situación empeore. Desde el equipo de gobierno recuerdan el especial interés en conservar y mantener edificios catalogados, y desde la oposición y colectivos vecinales también se ha alzado la voz ante el estado de ruina de la estación.

«Solventado lo anterior -explica González Arrate-, es previsible que la Mesa de Contratación proceda a formular la propuesta de adjudicación que corresponda y con ello seguirán adelante de manera encadenada los trámites que están previstos en los procedimientos que regulan los procesos de licitación en Renfe Operadora». El Jefe de Integración y Coordinación se compromete, por último, a seguir informando de «los avances más significativos» que se vayan produciendo en este proceso de adjudicación de las obras.

La empresa pública de transporte ferroviario, que incluso había recibido un ultimátum del Ayuntamiento de ejecutar las obras de forma subsidiaria, anunció por fin en mayo que sacaba a concurso la reforma de este inmueble, que en la actualidad de encuentra en desuso, a pesar de que los trenes siguen parando en Sierrapando.

Ultimátum

El Ayuntamiento, cansado de esperar, comunicó a Renfe en enero su intención de ejecutar las obras de forma subsidiaria. Según el Consistorio, los trabajos deben consistir en la revisión de las cubiertas de la edificación, la reparación de fachadas manteniendo el tipo de revoco existente, previo picado y saneado de las zonas afectadas; la reparación del sistema de recogida de aguas pluviales y la eliminación de cristales rotos en ventanas, entre otros.

El Consistorio, al igual que los vecinos, ha denunciado en numerosas ocasiones el estado de abandono de la 'Estación del Norte', un edificio que «se debe conservar y proteger». El Ayuntamiento ya había reiterado el pasado mes de octubre a la compañía ferroviaria el deber de conservación de la estación, no recibiendo ningún tipo de respuesta al respecto. Asimismo, previamente se le había concedido un plazo de dos meses para llevar a cabo las obras necesarias, y si bien llegaron a presentar un proyecto de rehabilitación, nada se sabía hasta mayo de la intención de llevarla a cabo.

Mientras Renfe se decidía a actuar, hace más de dos años se procedió al vallado perimetral del edificio como medida de seguridad ante el grave deterioro que sufre el inmueble. No obstante, el servicio de cercanías se sigue prestando con normalidad. Colectivos como la Asociación de Vecinos Ara del Dobra, de Sierrapando, han alzado la voz en más de una ocasión para denunciar lo que consideran estado de abandono de la estación. A su juicio, es un patrimonio histórico ferroviario de «gran valor» para Torrelavega y Cantabria, sin olvidar que «la deficiente conservación de las fachadas pone en riesgo la seguridad de los viajeros».

Fotos

Vídeos