Las obras de la red de saneamiento de Barreda comenzarán este año tras una década de espera

Vecinos de Barreda junto a los bloques de 24 viviendas que aún tienen pozos negros/Luis Palomeque
Vecinos de Barreda junto a los bloques de 24 viviendas que aún tienen pozos negros / Luis Palomeque
Torrelavega

Los trabajos que se ejecutarán en varias fases, empezando la primera este mes, supondrán una inversión total de 880.000 euros

David Carrera
DAVID CARRERASantander

Los vecinos de Barreda, aquellos que en pleno siglo XXI no disponen de red de saneamiento de aguas, por fin van a ver resuelto este problema después de más de una década de espera.

Gobierno regional y Ayuntamiento aseguran que para 2018 las obras estarán concluidas, tal y como adelantó este viernes la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, tras reunirse con los vecinos afectados en un encuentro en el que también estuvieron presentes el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, el alcalde ed Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, y los concejales de Obras, Javier López Estrada, de Medio Ambiente, José Luis Urraca Casal, y de Urbanismo, José Otto Oyarbide.

Las claves

Barrio del Agua Todavía hay casas en Barreda, en el barrio del Agua, que realizan sus vertidos en pozos negros.

330.000 euros. El Gobierno regional sufragará la obra inicial que estaba prevista que comenzase en 2011.

250.000 euros. Esta partida será cofinanciada por el Ejecutivo regional y el Ayuntamiento al 60 y 40%, respectivamente.

Pozos negros. En la Avenida de Solvay hay 24 viviendas con pozos negros que deben limpiar hasta cuatro veces al año.

Díaz Tezanos explicó que la ejecución de la primera fase de las obras de saneamiento en Barreda comenzarán en las próximas semanas, antes de que acabe este mes de julio, con lo que de cumplirse los plazos previstos por la Dirección General de Medio Ambiente todos los vecinos afectados podrían tener el problema solucionado para últimos de 2018.

La vicepresidenta recordó que con esta actuación integral se atiende a una «demanda histórica» que ha supuesto, desde 2006, «graves inconvenientes» para los habitantes de la zona que vertían directamente al río. Se trata, según Díaz Tezanos, de «una reivindicación justa de los vecinos» y una «prioridad» del Ejecutivo regional. Asimismo, destacó que la puesta en marcha del proyecto ha sido posible gracias al «trabajo intenso y la voluntad política» del Gobierno regional, la colaboración con el equipo de gobierno local (PSOE-PRC) y a la disposición de acuerdo de la empresa adjudicataria.

De este modo, el Gobierno autonómico reanudará a finales de este mes la ejecución de estas obras, «paralizadas desde hace ocho años», que supondrán una primera inversión de 330.000 euros a financiar íntegramente por el Ejecutivo. Además, se ejecutará otra fase complementaria de 250.000 euros, que se incluirá dentro del Plan de Abastecimiento y Saneamiento de Cantabria (PLAS), y que financia en un 60% la Administración autonómica y en un 40% el Ayuntamiento de Torrelavega. Por último, el Ayuntamiento aportará otros 50.000 euros para una última fase con lo que quedará así finalizada de manera definitiva la conexión con el Saneamiento Saja-Besaya, con una inversión total de 880.000 euros.

Díaz Tezanos, que por espacio de media hora se reunió con miembros de la asociación de vecinos Santa María de Barreda y de la colonia Salvador-Santo Domingo, encabezados por sus respectivos presidentes, José Valencia y Manuel Ortiz, insistió en que el trabajo con el Ayuntamiento ya l voluntad del Gobierno regional ha permitido «desatascar» un problema que ha sido «largamente demandado» por los vecinos.

«Por fin vemos la luz»

Por su parte, los vecinos, hartos de promesas y tras más de una décadas de espera, se marcharon este viernes a sus casas esperanzados tras el anuncio de la vicepresidenta ya que «después de tantos años, por fin vemos la luz». Así opinan Elena Hortal, Eloy Agüeros y Pilar San José, tres de los residentes en los bloques de pisos de la Avenida de Solvay que a día de hoy tienen pozos negros bajo sus viviendas . Se trata de 24 viviendas, distribuidas cuatro portales, a las que hay que sumar otro medio centenar de hogares en Barreda que aún no están conectados a la red de abastecimiento y saneamiento.

Unos vecinos que llevan años soportando malos olores en sus casas porque «la peste de la porquería de los pozos sube por fregaderos, duchas o el propio lavavajillas», además de humedades en las zonas comunes. Y mientras tanto pagando el cánon de saneamiento en el recibo del agua y llamando a Mare que «nos hace una limpieza gratis de los pozos una vez al año, porque las demás, a veces hasta cuatro al año, las pagamos de nuestro bolsillo».

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero, destacó la voluntad de poner solución definitiva a este problema mediante la colaboración de ambas Administraciones y puso de relieve la «paciencia, comprensión y colaboración vecinal». A juicio del regidor, se trata de una noticia «muy importante» para los vecinos de Barreda, además de «muy merecida».

Modificación del proyecto inicial paralizado en 2008

Las aportaciones del Ejecutivo regional en materia de saneamiento en la capital del Besaya se verán completadas con la aprobación para este año de 250.000 euros más para el saneamiento de Barreda. De esta manera, Torrelavega contará con cai un millón de euros este año para inversiones en materia de saneamiento. La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos señaló que el Consejo de Gobierno aprobó la modificación del proyecto inicial que en 2008 se paralizó por razones de ejecución del propio proyecto, y que «desde entonces ha permanecido metido en un cajón y olvidado por el Gobierno del PP», criticó.

Por su parte, el Consejo de Gobierno aprobó la modificación técnica del proyecto para salvar las dificultades que lo habían paralizado autorizando un incremento de gasto de 30.000 euros.

Esta obra, adjudicada a la empresa Construcciones y Excavaciones Aníbal hace ocho años, se encontró con diversas dificultades técnicas como eran servicios soterrados de gas natural muy próximos a las obras, así como la modificación por parte de FEVE de las condiciones para atravesar el paso inferior de las vías, a lo que se unían diversos problemas de inundaciones, todo ello condujo a la suspensión de las obras por imposibilidad de ejecutarlas.

Fruto de la persistencia de los vecinos el Ejecutivo regional inició las acciones para desbloquear la situación a nivel administrativo y técnico, lo que permitirá que a finales de 2018 ya puedan conectarse definitivamente a la totalidad de la red de saneamiento y abastecimiento Saja-Besaya.

Fotos

Vídeos