Orlas para festejar a Santa Bárbara

Orlas para festejar a Santa Bárbara
Luis Palomeque

La Escuela de Minas y Energía celebra un acto académico para honrar a su patrona y homenajear a la última promoción de alumnos

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

La Escuela Politécnica de Ingeniería de Minas y Energía de la Universidad de Cantabria festejó ayer a su patrona, Santa Bárbara, y lo hizo de una forma especial por la próxima reanudación de la actividad minera en la comarca. «Estamos ante una de las mejores noticias que hemos podido tener en mucho tiempo», dijo el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que presidió el acto académico con el que se cerró la jornada. A la cita también acudieron el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, y el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos.

Tras las palabras de bienvenida de Julio Manuel de Luis, director de la Escuela, actuó como madrina de la nueva promoción de ingenieros María Teresa Mallada, presidenta de la empresa Hunosa, que impartió la conferencia 'La ingeniería como motor del cambio social'. Después se entregaron las orlas a los alumnos de las promociones: séptima de Graduados en Ingeniería de los Recursos Mineros, cuarta de Graduados en Ingeniería de los Recursos Energéticos y segunda del Máster Universitario en Ingeniería de Minas. También se entregaron los premios extraordinarios de fin de carrera y de las actividades organizadas por la Delegación de Estudiantes.

De la ilusión a la realidad

Revilla recordó que el año pasado ya había «avanzado algo» sobre la posible reapertura de la mina de zinc, pero «muy por encima». «Llevamos año y medio con esto -explicó-, y de la ilusión estamos pasando a la realidad, que llegará por completo dentro de siete u ocho meses, cuando hayan terminado los sondeos». El presidente regional señaló que ayer salió a información pública, a través del Boletín Oficial de Cantabria, la resolución que autoriza los sondeos en varios ayuntamientos de la comarca.

Luis Palomeque

«Comenzarán en tres meses y como se hacen a razón a 30 metros al día -señaló-, en dos o tres meses más habrán llegado a tener delimitadas las bolsas de mineral para saber si son homogéneas y ver si la calidad se confirma». Revilla tiene claro que si hay empresarios que van a invertir 17 millones en la operación es que «tienen unas garantías, unas posibilidades de acertar del 90%».

También hizo hincapié en que el hecho se produce «al lado» de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Minas y Energía, y que una de las «ideas» de la empresa concesionaria es destinar parte de los beneficios al «montar algo importante» en la propia Escuela.

El alcalde de Torrelavega se mostró más prudente, porque todavía «quedan pasos que dar». Eso sí, reconoció que se vive un momento de «mucha ilusión y esperanza» por el empleo que se puede crear en Torrelavega y su comarca. Cruz Viadero también recordó que la Escuela de Minas, que nació en 1955 al amparo de la mina de zinc, es «un gran activo para la ciudad».

El acto, amenizado por el Coro Santa María de Solvay en un salón lleno de público, concluyó con un espectáculo pirotécnico, elaborado por los propios alumnos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos