«Con estos perros no hay error»

La instructora Judith Rasines sujeta a 'India' durante uno de los ejercicios realizados con la ayuda de niños./María Gil Lastra
La instructora Judith Rasines sujeta a 'India' durante uno de los ejercicios realizados con la ayuda de niños. / María Gil Lastra

Los guías de este equipo de voluntarios de Castilla y León destacan las habilidades del border collie y el sabueso de San Huberto para seguir el rastro de desaparecidos

David Carrera
DAVID CARRERASantander

Los amantes de los perros pudieron disfrutar ayer de la exhibición realizada por los miembros de la Unidad Canina Ucas de Arrate (Castilla y León) en la plaza de La Llama. Los perros 'Oker', 'Jack', 'Lola', 'Zoé', 'India' y 'Bolo' fueron los protagonistas de las distintas pruebas que se llevaron a cabo bajo la cubierta de la plaza torrelaveguense. El primero en salir a escena fue el más joven del grupo 'Bolo', un cachorro de cinco meses de la raza sabueso de San Huberto, según los guías de Ucas de Arrate «los mejores junto al border collie en la búsqueda de personas desaparecidas». En palabras de Valeriano de la Calle, instructor canino de la asociación castellano leonesa: «La mejor nariz del mundo».

De la Calle explicó que la agrupación de la que forma parte, acreditada recientemente como voluntarios de Protección Civil para colaborar con el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, a diferencia de otras unidades caninas, está especializada en la técnica del rastreo. «Para la búsqueda de personas desaparecidas se emplean dos técnicas: el venteo y el rastro. El venteo consiste en buscar a la persona en un sitio localizado, mientras que el rastreo permite seguir la pista de una persona que está perdida y de la que no hay una localización concreta, por ejemplo para buscar a una persona con alzhéimer», apuntó el instructor canino.

Según De la Calle, «con estos perros no hay errores» y la eficacia es «máxima». De hecho el border collie es considerado como «el perro más inteligente del mundo», además del excelente desarrollo de sus cualidades olfativas, muy por encima de la de otras razas y «por supuesto de la de las personas». «El border collie es tan inteligente que también ha sido utilizado como perro del Ejército, en la Realeza, perro de exhibición, en labores de rescate y en el cine», agrega.

María Gil Lastra

Tras la exhibición, los integrantes de Ucas respondieron a todas las dudas de los muchos asistentes que, a pesar de la lluvia y el frío, se dieron cita en La Llama. Valeriano de la Calle y Judith Rasines explicaron las claves básicas para actuar en rescates y búsqueda de personas, cómo prevenirlas o los protocolos más adecuados para garantizar el éxito de la operación. En apenas unos años, el equipo burgalés liderado por De la Calle y Rasines se ha consolidado como una unidad de referencia más allá de su entorno en Castilla y León, y es que la efectividad de sus perros especializados en labores de rastreo ha ofrecido excelentes resultados por todo el país. En la actualidad, la unidad está integrada por seis perros -cuatro border collie y dos sabuesos de San Huberto-, de ellos tres están operativos y otros tres en proceso de formación. En este sentido, De la Calle indica que el aprendizaje de estos perros suele durar entre un año o un año y medio aunque «siempre seguimos aprendiendo tanto los perros como los guías, en cada actuación y en cada entrenamiento, esto es una formación continua».

En cuanto al trabajo del rastreo, recuerda una actuación en la ciudad de Valladolid en la que el perro «seguía la pista de la persona dando vueltas y vueltas al mismo sitio. ¿Qué ocurrió?, que había pasado una máquina barredora y por eso regresaba siempre al principio». La exhibición en la que uno de los perros encontró a un supuesto asesino, cuyo papel interpretó el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, se completó con un desfile de adopción de perros abandonados a cargo del Refugio Canino de Torres y un mercadillo de productos solidarios. Por último, los instructores de Ucas de Arrate destacaron que las claves para la formación de los perros, además de trabajo y disciplina, es «el juego y la comida», a su juicio fundamentales para lograr «la mejor unión entre el perro y el guía, cuando este binomio se convierte en uno solo el éxito de la actuación está más que garantizado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos