El Plan de Movilidad acumula más de medio año de retraso a la espera de un informe

Un policía local regula el tráfico. / Luis Palomeque

El equipo de gobierno fracasa en su intento de agilizar los plazos para contar con el documento antes de finalizar la legislatura

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Los planes del equipo de gobierno de Torrelavega de poner en marcha un nuevo Plan de Movilidad Urbana y Sostenible antes de final de legislatura se complican. El proceso de adjudicación de la redacción del mismo se encuentra bloqueado desde diciembre porque falta un informe. Según el concejal del área, Javier Melgar, el técnico encargado de redactarle alega falta de tiempo por exceso de trabajo. Mientras tanto, siguen esperando proyectos como la reordenación del tráfico y los carriles bici.

«Espero que esta situación se resuelva pronto, porque estamos esperando ese informe como agua de mayo», reconoce el edil socialista. La encargada de valorar las trece ofertas presentadas al concurso público debería ser la técnico de Movilidad, pero no puede hacerlo por incompatibilidad –su marido trabaja en una de las empresas–. La responsabilidad de emitir el informe ha recaído en otro departamento, el de Obras, que «lo tiene encima de la mesa desde diciembre».

Redacción de una ordenanza limitadora del aparcamiento

El nuevo Plan de Movilidad incluirá la redacción de una ordenanza limitadora de aparcamiento, la OLA, para cuya implantación el Ayuntamiento sacó a concurso un estudio para conocer la oferta y la demanda en la zona limitada por el Bulevar Antonio Bartolomé Suárez, las calles Pintor Varela, La Llama, las avenidas Fernando Arce y del Cantábrico, Teodoro Calderón y el trazado del ferrocarril de Feve. Un 95% de las personas encuestadas considera favorable la propuesta de aumentar los aparcamientos disuasorios gratuitos en la ciudad. En cuanto a la propuesta de aumentar el número de plazas de aparcamiento con nuevos parking subterráneos y de pago, un 51% lo considera «mal».

El objetivo del equipo de gobierno (PSOE-PRC) era agilizar los plazos, pero no se está cumpliendo. El concejal de Hacienda y Seguridad Ciudadana, Pedro Pérez Noriega, ya advirtió en noviembre que se trata de un proceso «largo y complejo» porque «habrá muchas alegaciones», ya que la puesta en marcha de un plan de este tipo afecta a diversos departamentos y numerosos agentes sociales a los que «hay que hacer llegar el proyecto». Entre las trece propuestas presentadas se encuentra la de Prointec, la empresa que llegó a reclamar sin éxito al Consistorio 350.000 euros más intereses por la rescisión del contrato para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). También un equipo de la Universidad de Cantabria ha presentado una oferta al concurso, al que optan además las empresas: Leber, Planificación e Ingeniería; Vectio Traffic Engineering; Desarrollo, Organización y Movilidad (Doymo); la UTE integrada por Movilidad y Transporte Asesores (Movytrans) y Consultrans; Eptisa Servicios de Ingeniería; la UTE Noega Ingenieros e Inysur Consultoría; Grupo de Estudios y Alternativas 21; Tool Alfa; Novotec Consultores; y Paisaje Transversal.

«Deprisa y corriendo»

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible se ha presentado como «más ambicioso y participativo» que el actual, redactado por el equipo de gobierno anterior (PP) pocos meses antes de que la moción de censura de enero de 2014 le apartase del poder. El equipo de gobierno actual dice que aquel primer Plan de Movilidad se hizo «deprisa y corriendo para optar a unas subvenciones».

El concejal del área, Javier Melgar, insiste en que este documento va a ser mucho más ambicioso: «Abarcará todas las necesidades de la ciudad, desde los aparcamientos hasta la circulación de peatones y ciclistas, zonas de carga y descarga, etc. Queremos hacer una ciudad más amena, peatonal, que atienda más a las personas y menos a los coches». Además de contar con informes técnicos, los redactores del Plan tendrán en cuenta la opinión ciudadana. «Vamos a poner fin a problemas cotidianos, del día a día, gracias a la opinión de los vecinos en una encuesta», señala Melgar.

El Plan pretende actuar sobre la movilidad urbana para conseguir cambios importantes a favor de una mayor participación de los medios de transporte ambiental y socialmente más eficientes, en detrimento del uso abusivo del automóvil particular. Entre los trabajos que se llevarán a cabo destaca un complejo estudio de la red viaria con especial atención a aquellos ejes en los que opere el transporte público o formen parte de carriles bici. El Ayuntamiento de Torrelavega licitó en septiembre en 75.020 euros la redacción del nuevo plan de movilidad urbana sostenible para el municipio y que deberá incluir medidas para regular el transporte de mercancías peligrosas a través de municipio.

El contrato tiene una duración de un año prorrogable por otro más, se deberá desarrollar en tres fases comenzando por una de análisis y diagnóstico de la situación actual, a la que seguirá cinco meses para elaborar el plan y las medidas concretas a aplicar, finalizando con un proceso de participación pública.

Asimismo las bases del concurso establecen que durante la primera fase de los trabajos se desarrolle se una encuesta domiciliaria de movilidad dirigida a conocer las características básicas de los desplazamientos de los ciudadanos, en especial las asociadas a los viajes que se realizan entre los núcleos de población del municipio y los de su entorno.

Entre esas medidas, se prevé adoptar aquellas necesarias para la mejora del transporte a grandes áreas, fomentando el coche compartido y la promoción de los modos no motorizados en el acceso a los lugares de trabajo y ocio.

Fotos

Vídeos