El Pleno recurre el fallo que anuló el concurso de limpieza de edificios

El Pleno recurre el fallo que anuló el concurso de limpieza de edificios
Luis Palomeque

Los grupos políticos se unen para defenderlas «cláusulas sociales»que considera ilegales el Tribunal de Recursos Contractuales

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Los grupos políticos que integran la Corporación de Torrelavega se unieron ayer para presentar una moción conjunta en la última sesión plenaria del año y aprobar así la presentación de un recurso contra la reciente sentencia del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que ha obligado a suspender provisionalmente el procedimiento de contratación del servicio de limpieza de centros públicos y dependencias municipales por no ajustarse a la legislación vigente. La Corporación actuará previo informe jurídico y haciendo valer su «legítima defensa» de las cláusulas sociales como «elemento que contribuye a lograr una mayor cohesión social y laboral en el Ayuntamiento». El Pleno, de carácter ordinario, tuvo como escenario la Sala de Juntas del edificio que acoge las oficinas municipales en la Plaza Baldomero Iglesias.

El Consistorio hizo público a primeros de este mes, a través del Boletín Oficial de Cantabria, que quedaba suspendida la citada licitación como medida provisional. La decisión se tomó después de que el referido Tribunal estimase el recurso interpuesto por la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel), contra las mejoras sociales incluidas en el pliego de condiciones que debía regir la contratación del servicio. El Tribunal, dependiente del Ministerio de Hacienda, anuló dos criterios de adjudicación del concurso por no ajustarse a Derecho, concretamente el quinto (Fomento de la estabilidad y de la calidad en el empleo) y el sexto (Plan de carrera). También decidió levantar la suspensión que pesaba sobre la licitación, valorada en 8,1 millones (contrato de tres años prorrogable hasta cinco). Además, sigue pendiente otro recurso: el presentado por Clece, empresa que ha venido prestando el servicio.

Expropiaciones en el parque y la calle Amador de los Ríos

El Pleno dio luz verde ayer, por unanimidad, a la modificación de la relación de bienes y derechos afectados por el expediente de expropiación forzosa para la ampliación del parque Manuel Barquín. También aprobó declarar dicha obra de utilidad pública para la adquisición de los bienes y derechos afectados, llevando implícita la expropiación, así como someter el acuerdo a información pública durante el plazo de un mes, con el fin de que puedan presentarse las alegaciones oportunas. En total, son ocho las parcelas afectadas.

El expediente se aprobó el pasado mes de abril y varios propietarios presentaron un escrito en octubre alertando de que la relación de bienes y derechos afectados no se correspondía con la realidad. Después se comprobó que sólo se habían incluido las superficies construidas y no las totales.

Igualmente, la Corporación acordó, por unanimidad, ratificar el convenio de fijación de justiprecio suscrito con los propietarios de una finca afectada por las expropiaciones forzosas para eliminar el ‘tapón’ urbanístico de la calle Amador de los Ríos, obra que permitirá finalizar el vial enlazando las calles Lasaga Larreta y Jesús Cancio. El expediente, aprobado el pasado mes de marzo, ha entrado en su última fase y se espera que finalice a primeros del año que viene. Son cinco las parcelas afectadas, con superficies que van desde los 56 a los 135 metros cuadrados. Con los propietarios de tres de ellas ya se ha llegado a un acuerdo a cambio de aprovechamientos urbanísticos. En la parcela restante tendrá que intervenir el Jurado Provincial de Expropiaciones. La obra está pendiente de ejecución desde hace varios años.

«Estamos convencidos de que este pliego consensuado entre todos los grupos políticos tras escuchar a sindicatos, trabajadores y técnicos municipales, supone un paso adelante en las condiciones sociales y laborales de los trabajadores», dijo el portavoz socialista, José Luis Urraca. En la misma línea se manifestaron el resto de grupos políticos. En la exposición de motivos de la moción se señala que el pliego de condiciones consensuado es, probablemente, «uno de los mejores que podamos tener en licitación pública, entre otras cosas porque empezamos a reconocer derechos laborales esenciales que reducen las diferencias con los trabajadores propios y nos capacitan como Administración para ejercer un mejor control sobre la prestación de los servicios».

«Las cláusulas sociales –añade la propuesta– son los criterios específicos en la contratación pública que favorecen a aquellas empresas que apuestan por el empleo para colectivos en riesgo de exclusión social. No olvidemos además, que la Administración, y el Ayuntamiento de Torrelavega en concreto, con la aplicación de las cláusulas sociales toma un papel ejemplarizante no atendiendo sólo al precio de los bienes y servicios, sino también al valor ético y social que la compra pública puede generar». Y ante todo, avalado por los informes técnicos, el Pleno actúa convencido de que todo está ajustado a Ley y sigue apostando por un acuerdo que «surge de la soberanía municipal».

Minuto de silencio por el fallecimiento de José Izaguirre

Antes de comenzar la sesión plenaria de ayer, la Corporación de Torrelavega guardó un minuto de silenció por el reciente fallecimiento de José Izaguirre Cobo, nombrado Hijo Predilecto de la ciudad en 2016. Pepe Izaguirre, como era conocido popularmente, tenía 95 años y fue distinguido por el Ayuntamiento como reconocimiento a su apoyo a todo tipo de iniciativas sociales, culturales y ciudadanas, y su gran capacidad para rescatar del olvido páginas importantes de la historia local, una labor constante de recopilación y divulgación que resultó esencial para reforzar la cohesión social en Torrelavega. Pepe Izaguirre fue un enamorado de su ciudad, su historia, sus gentes y costumbres, según explicó hace un año el Grupo de Opinión Quercus, que fue quien impulsó el referido nombramiento con el respaldo de diversos colectivos ciudadanos. El homenajeado también destacó por su infatigable disposición al diálogo, su permanente buen humor y su respeto a los demás.

Subvención polémica

También se aprobó, con el voto en contra de PP y ACPT, conceder una subvención de 15.500 euros a la asociación cultural Trvxt Promotions, para la organización del festival urbano FreeWord, que se desarrollará el próximo fin de semana en La Lechera. El acuerdo resultó polémico porque los citados grupos políticos pidieron que el asunto se quedase sobre la mesa, tras tener conocimiento de que en el festival actuará un artista cuyas letras son «machistas y fomentan la violencia de género». El alcalde, el socialista José Manuel Cruz Viadero, cerró el agrio debate comprometiéndose a que esas letras «repugnantes» no serán cantadas durante el festival. Según el portavoz regionalista, Javier López Estrada, la asociación organizadora ya ha pedido disculpas y se ha comprometido a eliminar la actuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos