La Policía salva al ladrón de trasteros de Torrelavega, que se tiró al río tras otro robo

Efectos que llevaba V.W.G.G./CNP
Efectos que llevaba V.W.G.G. / CNP

Se le atribuyen ya 48 presuntos robos con fuerza y fue detenido, otra vez, el pasado viernes tras ser sorprendido en un garaje de la calle José María de Pereda

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

No es la primera vez que la Policía Nacional echa el guante a V.W.G.G., el ya conocido como 'ladrón de trasteros' de Torrelavega. De hecho, este hombre de origen sudamericano que ahora tiene 47 años lleva al menos un par protagonizando comunicados del cuerpo policial en el que se informa de su detención. Siempre en Torrelavega y siempre por lo mismo, aumentando cada vez la lista de delitos que se le atribuyen. Pero, igual que le detienen, se ve que queda en libertad, porque la última había sido en septiembre. Entonces, la Policía decía que podía ser el autor de 36 robos con fuerza cometidos durante el verano. Además de detenerlo, se le tramitó un 'expediente' por estar en situación irregular en España.

Pero no han pasado ni dos meses y el mismo individuo ha vuelto a ser detenido tras su robo número 48, con la peculiaridad de que en esta ocasión se lanzó al río Besaya para tratar de escapar de los policías que, al final, tuvieron que rescatarlo «para evitar su hipotermia, debido a las bajas temperaturas del agua».

Este rescate tuvo lugar el pasado viernes, día 17. Y ocurrió después de que un ciudadano llamara a la Policía porque había visto a un sospechoso merodeando. Los agentes le sorprendieron dentro de un garaje y, entonces, V.W.G.G. inició «una veloz huida para posteriormente arrojarse al río Saja-Besaya». Los mismos agentes que le perseguían tuvieron que sacarlo del agua y, después, le intervinieron los instrumentos que llevaba encima, con los que se supone que cometía los delitos.

Según informa hoy el Cuerpo nacional de Policía, «desde el mes de septiembre» -se entiende que después de su anterior detención- se venían produciendo una serie de robos en garajes y trasteros, así como en el interior de los coches allí aparcados. Entonces, la brigada local de Policía Judicial inició una investigación para identificar al autor y poner fin a estos robos. Se alertó al resto de efectivos policiales sobre el modus operandi detectado en esos robos, las zonas de actuación y la franja horaria. Y todo explotó el pasado viernes de madrugada, cuando el 091 recibe la llamada del testigo que había visto a un desconocido en las proximidades de un garaje de la calle José María de Pereda de Torrelavega. Los agentes de Seguridad Ciudadana se desplazaron allí, inspeccionaron los garajes y vieron al referido individuo, que huyó a la carrera. «Al no poder eludir la acción policial -indica el comunicado- optó por arrojarse al río, teniendo que ser socorrido y descatado por los propios agentes para evitar su hipotermia (...)».

Tras su rescate, fue detenido. Se le ocuparon guantes, una linterna, un destornillador, llave inglesa, tijeras y otros efectos que, presuntamente, utilizaba para la comisión de los 48 delitos que se le han imputado: 34 por robo con fuerza en interior de garajes y trasteros y 14 en interior de vehículos.

Y otra vez la Policía Nacional concluye su nota informando que le ha tramitado «un expediente administrativo, al encontrarse en situación de estancia irregular en territorio nacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos