La presencia de amianto paraliza la obra de las aceras del Paseo del Niño

La presencia de amianto paraliza la obra de las aceras del Paseo del Niño
Luis Palomeque

En el mismo barrio se reanudan los trabajos de ampliación del parque infantil después de un año parados

JOSÉ IGNACIO ARMINIO TORRELAVEGA.

El Paseo del Niño, uno de los barrios más populosos de Torrelavega, fue escenario ayer de dos noticias relacionadas con obras, pero muy distintas: una negativa y otra positiva. Los trabajos del primer tramo de las ansiadas aceras, pendientes de construcción desde hace varios años, han quedado paralizados por la presencia de amianto en el techo de un garaje. Por contra, se han reanudado las obras de ampliación del parque infantil, paradas desde que hace un año se rescindió el contrato con la empresa adjudicataria. La opinión sobre estos hechos del equipo de gobierno municipal (PSOE-PRC) y la oposición también es muy diferente.

Las aceras del Paseo del Niño se han iniciado, por fin, pero por tramos. El primero, iniciado hace varias semanas, tiene unos 50 metros de longitud y discurre entre las confluencias de dicha calle con las de Pablo Garnica y Juan José Alonso. Los trabajos, realizados por la empresa local Saiz Bengoechea, han quedado paralizados a la espera de que se retire el tejado de un garaje, dado que es de fibrocemento (uralita), material que contiene altos niveles de amianto, mineral que provoca cáncer. El Ayuntamiento ya ha iniciado el procedimiento para que una empresa especializada se encargue de retirar dicho tejado, un protocolo de actuación que suele tardar no menos de mes y medio, y que ya se ha seguido en diversas obras en Torrelavega.

Mientras tanto, el garaje invade parcilamente la acera, igual que una casa próxima. Según el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, eran conocedores de la presencia del amianto, pero prefirieron optar «primero por la seguridad de los peatones y después por la estética». «Ya sabemos -explica- que, de momento, no ha quedado muy bonito, pero preferimos esperar y evitar el riesgo para los viandantes, que bastante han corrido ya en este tramo peligroso».

No opina lo mismo Blanca Rosa Gómez Morante, portavoz de Torrelavega Sí, que denunció la paralización de las obras en el último pleno de la Corporación, celebrado el jueves. A juicio de Gómez Morante, es una prueba más de «la improvisación y el parcheo» con el que actúa el equipo de gobierno en diversas actuaciones. «Además de derribar el garaje, falta iluminación, asfaltar la calzada, señalización... Ha quedado hecho un asco», señala su compañero de grupo Arturo Roiz.

Tramo del paso a nivel

Pese a las críticas de la oposición, el proyecto sigue adelante, aunque sea por tramos, ante la falta de dinero en las administraciones, tanto local como regional. El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, visitó recientemente el Paseo del Niño y anunció que su departamento construirá en las próximas semanas las aceras del tramo más peligroso, el comprendido entre el Paseo Julio Hauzeur y el paso de nivel de FEVE, que carece de aceras en ambas márgenes de la calzada. Los trabajos se completarán con la renovación del alumbrado público.

La noticia positiva en el barrio la protagonizaron ayer los obreros de la nueva empresa adjudicataria de las obras de ampliación del parque infantil, que, pese al mal tiempo, reanudaron las obras después de un año paradas. El concejal del área, José Luis Urraca, ha señalado que están procediendo a construir una solera de hormigón, antes de colocar el suelo de goma y, finalmente, los juegos para los pequeños, que «podrán disfrutar del nuevo espacio para ellos en las próximas semanas».

La Administración es lenta y más si surgen imprevistos. Para asombro y malestar de los vecinos del barrio, estos días se cumplía un año desde que se iniciaron los trabajos para ampliar el parque infantil del Paseo del Niño, una obra sencilla que iba a durar poco más de un mes, pero que la empresa adjudicataria no ejecutó alegando diversos problemas poco creíbles, por lo que el Ayuntamiento rescindió el contrato. Primero hubo que esperar a que se cumpliesen los plazos de alegaciones y después a la llegada del nuevo ejercicio presupuestario.

Las que no se hicieron esperar fueron las críticas de la oposición. Ildefonso Calderón, portavoz del PP, lo tenía claro: «Esta obra es un reflejo de la manera de gobernar de socialistas y regionalistas, que son indolentes e incapaces en la gestión. Como en este caso, no siguen los proyectos y los abandonan». La presidenta de la Asociación de Vecinos, María Ángeles Argumosa, y el secretario, Joaquín Sánchez, ya levantaron la voz en octubre para denunciar el «abandono total» en el que está sumido el barrio, y pusieron como ejemplo del parque infantil. Pese a la cautela con la que suele actuar, siguen los problemas con algunas licitaciones de obra, a las que concurren numerosas empresas, algunas foráneas y con bajas temerarias. La paralización de proyectos y la rescisión de contratos son algunas de las consecuencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos