Prorrogada la prisión provisional al acusado de la muerte del tendero chino

José Antonio P.A. es el único de los tres acusados que permanece en prisión provisional a la espera de juicio./Antonio 'Sane'
José Antonio P.A. es el único de los tres acusados que permanece en prisión provisional a la espera de juicio. / Antonio 'Sane'

La proximidad del juicio, el riesgo de fuga y las altas penas solicitadas llevan a la Audiencia de Cantabria a mantener a José Antonio P. A. en la cárcel, donde lleva ya dos años

DM .
DM .Santander

La Audiencia Provincial de Cantabria ha acordado la prórroga de la prisión provisional para José Antonio P. A., el acusado de propinar una paliza mortal a un comerciante de nacionalidad china en noviembre de 2015 en Torrelavega.

En un auto, notificado esta mañana, la Sección Primera de la Audiencia señala que «continúan vigentes los motivos que en su momento determinaron que se decretase la medida cautelar que ahora se prorroga». «Vista la proximidad del acto del juicio y el riesgo de fuga concurrente, atendidas las penas solicitadas», la Audiencia acuerda prorrogar por un plazo máximo de dos años la prisión provisional.

El acusado se encuentra en prisión a la espera de juicio, ya que la vista que se iba a celebrar la pasada semana fue suspendida al renunciar el investigado a su abogado.

Nombrado ya letrado de oficio, al no haber designado uno el acusado, la Audiencia celebró el pasado lunes una vista sobre la prórroga de la prisión provisional, ya que el próximo 13 de noviembre vencía el plazo de vigencia de la medida cautelar acordada dos años antes.

En dicha sesión, el ministerio fiscal y la acusación particular interesaron la prórroga, mientras que la defensa se opuso a la continuación de esta medida cautelar.

Ahora, la Audiencia ha accedido a la petición de las acusaciones al considerar que siguen vigentes los motivos que determinaron que la magistrada del Juzgado de Instrucción nº 3 de Torrelavega acordara la prisión provisional.

Aimin Zhu, el tendero chino fallecido, regentaba un supermercado situado en la calle Ceferino Calderón.
Aimin Zhu, el tendero chino fallecido, regentaba un supermercado situado en la calle Ceferino Calderón. / Luis Palomeque

Los otros dos acusados, en libertad

El acusado lo está, junto a otras dos personas, por dar una paliza mortal a un comerciante cuando éste les descubrió tratando de sustraer varias botellas de alcohol de las estanterías de su comercio.

Según el relato del ministerio fiscal, las tres personas, de común acuerdo, llegaron al establecimiento regentado por la víctima, de nacionalidad china, y mientras uno de ellos trataba de venderle varios productos, los otros dos se dirigieron a las estanterías de las bebidas alcohólicas con la intención de llevarse varias botellas.

Cuando el hombre se percató de esta intención, les recriminó su conducta, inició una discusión y los tres acusados le propinaron una brutal paliza. La esposa del comerciante trató de defender a su marido y recibió una patada, cayendo al suelo y sufriendo diversas lesiones.

Los tres acusados huyeron del establecimiento, llevando consigo varias latas de cerveza y paquetes de pastillas de caldo.

El comerciante murió horas después por un traumatismo craneoencefálico grave y un fracaso multiorgánico.

El Ministerio Público califica los hechos como un delito de asesinato, otro de robo con violencia y un tercer delito leve de lesiones, por lo que solicita una condena para cada uno de ellos de 25 años de prisión y una medida de seguridad de veinte años de libertad vigilada.

Para el acusado de patear a la viuda, el fiscal pide además 900 euros de multa y alejamiento durante seis meses.

Además, reclama una indemnización para la familia del fallecido de 253.000 euros.

Fotos

Vídeos