Sierrallana estrena la Unidad de Hospitalización Domiciliaria

El equipo que realiza el nuevo servicio del hospital comenzó a trabajar hace varias semanas. :: luis palomeque/
El equipo que realiza el nuevo servicio del hospital comenzó a trabajar hace varias semanas. :: luis palomeque

El nuevo servicio del centro hospitalario de Torrelavega atiende a una media de siete pacientes al día

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

El Hospital de Sierrallana ha puesto en funcionamiento la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, concebida para dar cobertura asistencial en su domicilio a 24 pacientes, para lo cual dispone de tres facultativos, ocho enfermeras y una auxiliar de enfermería.

Este servicio lleva en marcha cerca de un mes y durante este tiempo ha atendido una media de siete pacientes al día, extendiendo su ámbito de actuación hasta un área de influencia de 15 kilómetros, por lo que han sido más de 200 pacientes los que ha atendido durante el primer mes en funcionamiento.

Para ser beneficiarios de esta unidad, los pacientes y su familia deben aceptarlo de forma voluntaria tras ser debidamente informados del tipo de asistencia, transitoriedad de los procesos atendidos y atención continuada del enfermo, quien puede contactar durante las 24 horas del día con el equipo asistencial.

La hospitalización domiciliaria conlleva la interconexión de diferentes servicios hospitalarios para facilitar una valoración conjunta del paciente, reingreso en el hospital si surgen complicaciones, utilización de recursos profesionales y materiales similares al hospital y necesidad de un importante apoyo familiar. Según se detalla, estos rasgos permiten mejorar la calidad de la atención al enfermo que recibe en su domicilio una asistencia similar a la hospitalaria, con la ventaja de permanecer en su entorno familiar.

La hospitalización domiciliaria también hace posible mejorar la educación sanitaria del paciente, promover la interconexión de la asistencia hospitalaria y extrahospitalaria y ayudar a racionalizar los recursos hospitalarios.

Este tipo de asistencia alternativa a la hospitalización tradicional ofrece ventajas, tanto para el paciente y familiares como para el propio sistema sanitario.

De cara al enfermo, le evita el malestar psicológico derivado de encontrarse fuera de su entorno, le ayuda a superar la dependencia hospitalaria producida por reiterados ingresos, permanece en un ambiente más aséptico, no varía sus hábitos alimenticios y toma parte de forma activa en la recuperación de su enfermedad. La presencia de un enfermo ingresado en su propio domicilio repercute de forma positiva también en la familia, que participa de forma más activa en la atención y recuperación de su pariente, sigue de forma más directa la evolución del enfermo y evita o disminuye los posibles problemas socio-laborales derivados de un ingreso.

De cara al sistema sanitario, se contribuye a reducir el número de estancias innecesarias, racionalizar y dirigir los recursos hacia quien más los necesite, favorecer la coordinación entre Atención Primaria y Especializada y obtener altos índices de satisfacción entre los pacientes y familiares.

Para dar a conocer esta nueva unidad a los profesionales, el Hospital Sierrallana celebró hace unos días una jornada que contó con la presencia del director gerente del Servicio Cántabro de Salud, Julián Pérez; la subdirectora de Asistencia Sanitaria del SCS, Ana Tejerina; y el director gerente del hospital, Benigno Caviedes.

También asistieron los coordinadores de los centros de salud del área y miembros del equipo de hospitalización domiciliaria de Valdecilla encabezados por su coordinador, el doctor Pedro Sanroma.

Fotos

Vídeos