Sniace reclama una deuda de 883.000 euros por el alquiler del Óscar Freire

Un grupo de ciclistas entrena en el velódromo del complejo deportivo Óscar Freire. /Luis Palomeque
Un grupo de ciclistas entrena en el velódromo del complejo deportivo Óscar Freire. / Luis Palomeque
Torrelavega

El Ayuntamiento, que ha iniciado los trámites para expropiar los terrenos, reconoce 531.000 euros más 70.000 de intereses

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

El Ayuntamiento de Torrelavega y Sniace mantienen las diferencias respecto al cálculo de la deuda que el Consistorio tiene con la empresa por el alquiler del complejo deportivo Óscar Freire. La empresa química reclama, hasta el 31 de julio de este año, el pago de 883.000 euros por la utilización de las instalaciones desde 2011, fecha en la que caducó el contrato que Sniace firmó con el Ayuntamiento para el uso y disfrute de estos terrenos por parte de los ciudadanos. Mientras, desde la Casa Consistorial se reconoce una deuda de solo 531.000 euros, más los intereses (70.000 euros).

La diferencia de criterio, según explicó ayer el concejal de Economía y Hacienda, Pedro Pérez Noriega, se debe a que la empresa reclama el pago de una cantidad «actualizada». En este sentido, el Ayuntamiento reconoce una deuda de 88.000 euros anuales, además de los intereses, mientras Sniace pide 131.000 euros al año, más 97.000 de intereses.

Pérez Noriega anunció que el reconocimiento de la deuda a Sniace por el uso de sus instalaciones en precario desde 2011 a 2017 se someterá a dictamen de la Comisión Informativa de Hacienda que hoy se celebra. El edil regionalista reconoció que hay diferencias «conceptuales y de la renta» entre lo que pide la empresa y lo que reconoce el Consistorio, de ahí que en su opinión el acuerdo es «complejo».

La propuesta que se pondrá en conocimiento de los grupos de la Corporación para su aprobación es reconocer una deuda de 531.000 euros más los intereses (70.000 euros) por el periodo comprendido entre 2011 y 2017, es decir, una cantidad anual de 88.000 euros, que se compensará, según apuntó Pérez Noriega, con la deuda que mantiene Sniace con el Ayuntamiento, en torno a 1,8 millones de euros, entre otros conceptos por el pago del IBI. «Creemos que nos asiste la razón, al menos del 99 al 2011», señaló el concejal de Hacienda y por ello «aunque seguiremos hablando, mantendremos una postura firme».

Respecto a la cantidad de 88.000 euros al año que se estableció en el acuerdo inicial entre ambas partes, Pérez Noriega recordó que fue el resultado de dividir entre doce la deuda de Sniace con el Ayuntamiento en 1999, de ahí que se considere que «no es un importe real y no refleja el valor real del alquiler».

A la vista de que llegar a un acuerdo con la empresa no va a ser fácil, el Consistorio ha iniciado el expediente de expropiación de los terrenos del complejo deportivo y del 'Patatal, en total unos 141.626 metros cuadrados. El equipo de gobierno (PSOE y PRC) y la oposición (PP, Torrelavega Sí, ACPT y Torrelavega Puede) aprobaron por unanimidad la pasada semana el inicio de expediente de expropiación forzosa de cuatro fincas propiedad de Sniace ubicadas en el complejo deportivo Óscar Freire y el «Patatal».

La falta de acuerdo entre el Consistorio y la empresa para renovar el contrato de alquiler que Torrelavega pagaba anualmente por el uso de estas instalaciones ha motivado que el Ayuntamiento decida recurrir a la vía expropiatoria para hacerse en propiedad con los terrenos. Para ello, se celebró la Comisión Informativa Permanente de Obras en la que se trasladó al resto de grupos municipales la intención de iniciar el expediente de expropiación forzosa de cuatro fincas para la obtención de terrenos de uso público y espacios libres.

«Esta cantidad no refleja el valor real del alquiler»

El concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega, indicó que el Consistorio no reconoce como real la renta de 88.000 euros anuales aludida por Sniace, ya que esta cantidad surgió de dividir entre 12 anualidades (duración del acuerdo) la deuda que en 1999 (fecha de firma del acuerdo) Sniace tenía con el Ayuntamiento.

Para el edil, esta cantidad «no refleja el valor real del alquiler» y, por tanto, no se asumen tampoco los sucesivos incrementos anuales que Sniace reclama desde 1999 hasta 2016, de ahí que la empresa fije en 131.000 euros anuales la renta que reclama a Torrelavega. Además, el Consistorio no acepta la cuantificación de los intereses de la deuda que calcula la empresa, ya que en este aspecto la diferencias con la valoración del Consistorio asciende a otros 27.000 euros. Pérez Noriega reconoce que el acuerdo sobre este asunto es «complejo» pero el Ayuntamiento mantendrá abierta una vía de diálogo para intentar aclarar este asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos