La Sociedad Coral impulsa su actividad con el estreno de una sede más amplia

Jaime Revuelta (presidente) y Manuel Egusquiza (director), este miércoles, durante la inauguración. /Luis Palomeque
Jaime Revuelta (presidente) y Manuel Egusquiza (director), este miércoles, durante la inauguración. / Luis Palomeque
Torrelavega

La agrupación, decana en Cantabria, hará una campaña de captación de nuevos adeptos, sobre todo entre los jóvenes

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La Sociedad Coral de Torrelavega ha estrenado una nueva sede, más amplia y accesible que la anterior, y va a aprovechar las instalaciones para impulsar su actividad. La agrupación, decana en Cantabria (tiene 92 años), va a realizar una campaña de captación de nuevos adeptos, sobre todo entre los jóvenes. En la tarde-noche de este miércoles, coincidiendo con la festividad de la patrona de la música (Santa Cecilia), tuvo lugar la inauguración del nuevo local, situado en la calle Marqués de Santillana, acto al que asistió una amplia representación de la sociedad torrelaveguense, encabezada por el alcalde, José Manuel Cruz Viadero.

La sede que deja vacía la Coral es un tercer piso sin ascensor situado en la calle Mártires, un local céntrico, pero incómodo para realizar su actividad, especialmente en lo que se refiere al acceso. La agrupación utilizó ese piso, que es de su propiedad, durante tres décadas y ahora se lo cede al Ayuntamiento para que otro colectivo de la ciudad pueda realizar sus actividades.

El nuevo local está situado en el barrio El Zapatón y ha sido cedido por la Consejería de Obras Públicas al Consistorio, que lo ha acondicionado en los últimos meses. El inmueble, que se encontraba en desuso, fue utilizado por la Coordinadora Contra el Paro (Coorcopar) hace varios años y se encuentra a pie de calle. Tiene una superficie cercana a los 200 metros cuadrados y cuenta con una sala de ensayos, un archivo y secretaría.

El nuevo local está situado a pie de calle y sustituye a un tercer piso sin ascensor

De sus paredes cuelgan numerosos recuerdos (documentos, fotografías, regalos...) que repasan la dilatada historia de la Coral. Su director, Antonio Egusquiza, dice que la nueva sede reúne unas «buenas condiciones» y espera que sirva para la proyección de la agrupación de cara a las «generaciones venideras». En este sentido, anuncia una campaña de difusión y captación de nuevos seguidores: «Haremos un despliegue de carteles por el barrio para animar a la gente a que venga a cantar con nosotros. Queremos dar charlas, difundir el canto coral, especialmente entre los jóvenes. El objetivo es dar un empuje a la Coral».

Egusquiza, que empezó su relación con la agrupación en el «local histórico» de la calle Joaquín Hoyos, confiesa que el piso de Mártires «apenas nos daba posibilidades y el acceso era dificultoso». El alcalde, José Manuel Cruz Viadero, recordó que esta actuación es un ejemplo del objetivo municipal de ir dotando paulatinamente a todas las asociaciones de un lugar en el que puedan desarrollar sus actividades de forma «cómoda y digna».

En la misma calle, a escasos metros, la Consejería ha cedido otro espacio en desuso (antiguo local de Sodercán) para que sea la nueva sede de la Agencia de Desarrollo Local (ADL), que ha tenido que abandonar el Ayuntamiento por los graves daños estructurales que sufre el edificio. El Gobierno regional ha cedido el uso del bajo durante 10 años a cambio de que el Consistorio le condonase una deuda de 20.405 euros por impago de tributos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos