Solvay inicia el relleno de los cráteres que provoca su actividad en Polanco

La empresa Solvay está rellenando los hundimientos del terreno entre Polanco y Posadillo. /DM
La empresa Solvay está rellenando los hundimientos del terreno entre Polanco y Posadillo. / DM

Recuperar el paisaje y mejorar la seguridad son los objetivos del convenio firmado con el Ayuntamiento

Sara Torre
SARA TORRESantander

Los cráteres existentes entre Polanco y Posadillo, generados por la actividad extractiva que la empresa Solvay lleva a cabo desde 1904, empiezan a ser rellenados para ir resolviendo el histórico problema de la peligrosidad de los hundimientos que tanto temor ocasionaron en el pasado a muchos vecinos del municipio.

La recuperación de ese paisaje, mejorar la seguridad y eliminar riesgos de cara al futuro está en el origen del convenio suscrito por el Ayuntamiento con la empresa en junio de 2016 y que, como primera realidad, se está traduciendo en la eliminación de los estériles situados en la conocida como 'pilona' de Requejada.

El transporte de los estériles por Solvay se inició a mediados de 2016 y en la actualidad solo quedan unos 24.000 metros cúbicos almacenados en la pila sur de Requejada. Este almacenamiento es propiedad de Solvay y de ahí se está realizado la retirada de los depósitos, mientras que la norte es responsabilidad de la empresa Cuevas y su eliminación se lleva a cabo mediante el uso de los materiales en obras de construcción. Con todo ello, la empresa estima retirar de aquí en adelante entre 7.000 y 8.000 metros cúbicos al mes hasta agotar este depósito de subproductos de la fabricación cuya magnitud causaba molestias a los vecinos más próximos, con lo que para finales de este verano, previsiblemente en agosto, concluirá la extracción de estériles. La descarga de la 'pilona' ha permitido ir rellenado tres cráteres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos