«Como está el trabajo hoy en día es como si nos hubiera tocado la lotería»

Los 24 barrenderos estrenan plaza de funcionarios fijos e interinos después de un proceso de selección «muy largo, duro y con mucha incertidumbre»

Los nuevos trabajadores del servicio de limpieza viaria colocan los escobones y las palas en los carros. /Luis Palomeque
Los nuevos trabajadores del servicio de limpieza viaria colocan los escobones y las palas en los carros. / Luis Palomeque
David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Obtener un puesto de trabajo para siempre es el sueño de muchas personas y, desde luego, de cualquier opositor. Para los 24 nuevos trabajadores del servicio de limpieza viaria de Torrelavega es «como si nos hubiera tocado la lotería». Alguno de ellos recuerda que la lista definitiva con los 24 nombres de los nuevos funcionarios –dos fijos y 22 interinos– se publicó el pasado 22 de diciembre, «el día del sorteo de Navidad, por lo que se puede decir que nos ha tocado el Gordo».

Los nuevos empleados municipales, que ayer tomaron posesión del cargo en un acto presidido por el alcalde, José Manuel Cruz Viadero y el concejal de Recursos Humanos, José Luis Urraca, reconocen que además de la importancia que supone encontrar un trabajo «y más en la Administración pública, como está hoy en día el mercado laboral», el proceso de selección iniciado hace un año ha sido «muy largo, duro y con mucha incertidumbre».

Así lo ve Silvia, una de las dos mujeres que integra esta nueva remesa de funcionarios públicos. «Ha sido un año muy largo desde que se abrió la convocatoria y luego con los exámenes y el concurso de méritos», dice. Aunque llevaba desde abril trabajando en el servicio de limpieza de calles reconoce que entrar como interino en el Ayuntamiento «te aporta cierta estabilidad laboral y por supuesto mejoran las condiciones laborales ya que son equiparables a un fijo». Igual que Juan Manuel, que lleva trabajando de barrendero desde 2015 como relevista después de muchos años en el sector de la construcción y que ha visto en esta oposición «una oportunidad para mejorar». Es un trabajo que me gusta, con un buen horario, un buen equipo y buenas condiciones aunque para sacar la plaza he tenido que meter muchas horas y estudiar más de lo que pensaba», subraya.

Fernando Velarde, uno de los encargados explica mientras reparte la ropa a los 24 empleados, que se trata de «un buen puesto de trabajo», y lo dice uno que conoce bien el servicio después de tres décadas pasando por todos los puestos. «Ahora se trabaja en muy buenas condiciones. Empiezan a las seis de la mañana y salen a la una menos cuarto. Aquí tienen instalaciones con calefacción y duchas para cambiarse, se les entrega ropa y material nuevos y a los que quieren se les lava o la llevan a lavar a casa», indica. Además el servicio se ha ido modernizando con la ayuda de máquinas, segúndice «nada que ver cuando yo llegué que te daban un escobón y el carro». Tras la toma de posesión del cargo en el Ayuntamiento los 24 nuevos funcionarios van llegando a las instalaciones del Mercado Nacional de Ganados donde se encuentra el servicio de limpieza viaria. Los ‘veteranos’, los que ya conocen el servicio porque han estado trabajando hasta ahora como relevistas o proceden de la bolsa de empleo, explican algunos trucos a los nobeles. «Pega el carro junto a la pared para que se proteja de la lluvia porque con el agua el escobón de madera y la pala pesan mucho más», aconseja uno de los que se conoce bien el percal.

Pero también les hay que llegan ‘vírgenes’ al servicio de limpieza de calles y sin ninguna experiencia trabajando para la Administración. Como Diego Gómez, vecino de Puente San Miguel y que después de finalizar un módulo de Grado Superior de Turismo y varias experiencias laborales eventuales decidió probar con la oposición para entrar en el Ayuntamiento. Nunca me había presentado a ninguna oposición de ningún tipo, quizá por ello se me ha hecho bastante duro y he tenido que estudiar más de lo que pensaba, de hecho creo que nunca había estudiado tanto como este año... pero merece la pena, creo que para cualquier persona un trabajo digno y en una administración pública es un sueño», apunta.

Plantilla estable

Por su parte, el alcalde aseguró que con la incorporación de estos nuevos barrenderos al servicio de limpieza de calles el Ayuntamiento «da un paso importante» para tener una plantilla estable, y ello supondrá «una palpable mejoría» en la imagen de la ciudad. Con estas palabras Cruz Viadero dio la bienvenida a los nuevos trabajadores municipales en la toma de posesión de las 22 plazas de funcionario interino y las dos de funcionario de carrera, con la que se pone fin a un proceso selectivo que ha durado casi un año y al que se presentaron cerca de 1.500 aspirantes.

El regidor reconoció que se trata de una incorporación importante porque ha sido necesario recurrir a la excepcionalidad, aunque no supone un refuerzo de la plantilla, ya que su contratación conlleva la salida de una veintena de temporales contratados durante el año que ha durado el proceso de selección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos