Los usuarios del paseo fluvial de Torrelavega critican su progresivo estado de «abandono»

Un vecino lleva a su perro en brazos en una de las zonas del paseo de la ribera donde el terreno se ha desprendido por la erosión del agua./Luis Palomeque
Un vecino lleva a su perro en brazos en una de las zonas del paseo de la ribera donde el terreno se ha desprendido por la erosión del agua. / Luis Palomeque

Los vecinos lamentan el mal estado del terreno y la maleza y suciedad que invaden la senda por «falta de mantenimiento» en las áreas recreativas

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Los usuarios de la senda fluvial del río Saja-Besaya, entre el aparcamiento de las pistas de skate y la rotonda de Armando Álvarez, se quejan del estado del camino peatonal que, con la llegada del buen tiempo, incrementa el número de personas que lo utilizan a pesar del estado de «abandono» en el que dicen que se encuentra. Las decenas de ciudadanos que diariamente transitan por la senda fluvial explican que en algunos tramos apenas se puede caminar porque el terreno está levantado, sobre todo en la zona inundable tras las últimas lluvias y la crecida del río. «Está sin segar toda la senda y la maleza invade también parte del camino», señala Gonzalo Martín, un vecino de Santiago de Cartes que a menudo acude por las mañanas a pasear en compañía de sus dos perros.

En este tramo del paseo se acumula además de maleza, restos de árboles caídos y arrastrados por la corriente, palos, junto a restos de basura no recogidos. Parte de la suciedad que se puede ver en la vía verde es responsabilidad de aquellos ciudadanos con comportamientos incívicos que tiran al suelo bolsas de plástico, latas, envases, botellas -los restos de algún micro botellón también son visibles-, sin embargo la mayoría de las papeleras de madera están rotas y no han sido reparadas. Una de ellas ha dejado de ser un cubo y se ha transformado en un palo con una bolsa de basura que hace las veces de contenedor improvisado. Más adelante del paseo se puede comprobar que son varias las papeleras de que se han quedado con este diseño minimalista ante la falta de mantenimiento del mobiliario urbano. El anfiteatro de madera construido para contemplar el curso del río está deteriorado, los miradores aguantan como pueden el paso del tiempo y no hay cartel o señal a lo largo de la senda que no haya sido visitado por los grafiteros.

«Se trata de un paseo muy agradable y por eso merece la pena que se preste más atención» María José Suárez | Torrelavega

Los vecinos reclaman trabajos de mantenimiento y la instalación de alumbrado público, como sí dispone el paseo que discurre en paralelo por la acera y la carretera que discurren junto a las instalaciones de La Lechera. «Se trata de un paseo muy agradable, sobre todo, en esta época del año en la que comienza a mejorar el tiempo. Por ello, creemos que merece que los responsables municipales le presten más atención contra su abandono y repongan las papeleras rotas», indica María José Suárez, una paseante habitual que no entiende porque el personal del Serca mantiene «impecables» otras zonas de la senda.

Otras quejas de los usuarios se refieren al estado de las áreas recreativas. «El mantenimiento de la mayoría de las zonas de ocio y descanso es nulo. Es habitual que los tablones de madera de los miradores estén rotos o las mismas papeleras», dice Arturo Garrido, un vecino de Tanos al que le «encanta» pasear por la ribera del río y que presume de la notable mejoría de la calidad de las aguas del Saja-Besaya. «Un poco más arriba, por la zona de La Viesca yo he visto nutrias, y aquí, en este tramo, y a pesar de que Sniace ha vuelto a funcionar, se pueden ver muchas aves», afirma.

«La maleza invade parte del camino que está sin acondicionar y con restos de basura» Gonzalo Martín | Santiago de Cartes

Este ciudadano agrega que existen tramos con falta de seguridad con el consecuente riesgo para los usuarios, «sobre todo para los niños y mayores», además de la maleza que invade la senda. Todo ello se debe, según los habituales paseantes a la falta de mantenimiento. «Desde su construcción, el Ayuntamiento no ha realizado una sola labor conservación, y aquí es necesario que haya una limpieza periódica si quieren que los vecinos disfruten de este camino», dice.

«El mantenimiento de la mayoría de las zonas de ocio y de descanso es nulo» Arturo Garrido | Tanos

Otros de los vecinos que frecuentemente pasean por la senda fluvial hasta la rotonda de La Inmobiliaria confían en que el proyecto de construcción de una pasarela sobre el río, a la altura de la glorieta donde está la empresa Armando Álvarez, suponga una oportunidad para revitalizar la zona y sobre todo para su limpieza, acondicionamiento y puesta en valor como uno de los espacios verdes más singulares de la ciudad.

El objetivo de la pasarela peatonal y ciclista sobre el Saja-Besaya es comunicar el centro de la ciudad con el complejo deportivo Óscar Freire, mejorando el acceso a este amplio espacio verde que llegar hasta Barreda, ya que actualmente la principal entrada a pie desde Torrelavega es un túnel sin aceras que desemboca en una peligrosa rotonda con entrada y salida a la autovía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos