Vecinos y comerciantes piden que Ceferino Calderón vuelva a ser de entrada a la ciudad

Una veintena de afectados realizó anoche una concentración de protesta. /Luis Palomeque
Una veintena de afectados realizó anoche una concentración de protesta. / Luis Palomeque

Denuncian que la pérdida de actividad en la calle está provocando el cierre de «numerosos negocios»

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Vecinos y comerciantes del barrio La Inmobiliaria retomaron ayer las movilizaciones contra el cambio de dirección del tráfico en la calle Ceferino Calderón, realizado por el Ayuntamiento de Torrelavega en diciembre de 2015 tras las obras de semipeatonalización del vial. Una veintena de afectados se concentró a la altura de la iglesia de La Asunción para exigir al Consistorio que rectifique, ya que el cambio de movilidad ha provocado el cierre de «numerosos negocios» por la pérdida de actividad que ha registrado la calle.

El presidente de la Asociación de Vecinos Río Indiana, Gonzalo Llamosas, dijo que están dispuestos a continuar con las medidas de presión «hasta las próximas elecciones», dado que los afectados están «indignados». «Los del Ayuntamiento anunciaron que era una prueba -explicó- y ya tienen el resultado. Buena parte de los negocios han tenido que cerrar porque la calle ahora está muerta». Varios asistentes a la concentración mostraron su descontento por lo que consideran «grave error» del Consistorio, al que acusan de perjudicar gravemente sus intereses y los del barrio.

Un grupo de la oposición, Torrelavega Sí, ha pedido al equipo de gobierno (PSOE-PRC) que atienda las reivindicaciones de los vecinos. A su juicio, los cambios introducidos en la circulación del tráfico rodado en La Inmobiliaria a raíz de las obras de peatonalización, han supuesto un «aislamiento» para gran parte de los comercios de la zona, «con el consiguiente riesgo para la continuidad de su actividad».

El Ayuntamiento cambió la dirección del tráfico tras las obras de reforma del vial

El partido que lidera Blanca Rosa Gómez Morante recuerda que ya en el momento de llevarse a cabo los cambios en la movilidad de la zona, preguntó por las razones objetivas que llevaban al equipo de gobierno ha cambiar el sentido del tráfico en la calle Ceferino Calderón, que «desde siempre, y hasta entonces, constituía un arteria fundamental para acceder al cetro urbano». «Ni entonces, ni nunca hasta la fecha -añade-, ningún responsable ha justificado, de manera técnica, el por qué de una modificación que ha tenido un gran efecto disuasorio para los posibles clientes de los municipios circundantes, a los que ahora es más cómodo acceder a las propuestas comerciales de la periferia».

Los polémicos cambios de dirección y de uso de algunas calles remodeladas en La Inmobiliaria, entraron en funcionamiento en su totalidad en enero de 2016 y lo hicieron de forma provisional. El Ayuntamiento dijo que sometía a prueba durante dos meses esas modificaciones para ver si eran viables. Así lo anunciaron el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, durante una visita a la zona, a la que siguió días después una reunión con los afectados. Se trata de unas medidas, insistieron, aprobadas por los principales colectivos de La Inmobiliaria, que también fueron avaladas por informes de los técnicos y tienen por objetivo «mejorar la movilidad y acercar el barrio al centro urbano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos