El Bulevar Ronda se tiñe de blanco

Cerca de 2.000 personas participan en la marcha popular organizada por los Amigos de la Radio

ADRIAN MARCOSTorrelavega

. La Marcha Bulevar Ronda es uno de los eventos que más gente reúne de los que conforman el programa de fiestas, y este año no iba a ser menos. El Club Cultural Amigos de la Radio organizóeste domingo un año más un paseo que comenzó en la Feria de Muestras de La Lechera y que, después de rodear prácticamente toda la ciudad, terminó en la Plaza de La Llama. Como todos los años la organización repartió, junto a la ‘cartilla del caminante’, una camiseta blanca con el logo de la actividad a todos los participantes. Ambos elementos eran indispensables para completar la marcha de manera satisfactoria y entrar a participar en el sorteo de los distintos regalos.

Una hora antes de la prueba eran muchos los que ya rondaban las inmediaciones de La Lechera con su ‘cartilla’ y su camiseta, esperando la salida. Durante la espera la mejor «amiga» de todos era una buena sombra, cualquier sitio valía para protegerse del sol que en la mañana de ayer iluminaba la ciudad, desde un árbol hasta los edificios de la Feria de Muestras.

Una hora antes de la prueba eran muchos los que ya rondaban las inmediaciones de la Feria de Muestras

Los participantes hacían cola para recoger sus camisetas y muchos salían con varias, había familias enteras en la zona para disfrutar de un agradable pero caluroso paseo, y gente de todas las edades, tanto niños como participantes de avanzada edad, incluso había algún valiente que empujaba el carrito de su bebé.

El público seguía llegando mientras muchos enfilaban ya la línea de salida, donde a las once comenzaba la marcha. Con el corte de la cinta por parte del alcalde, José Manuel Cruz Viadero, acompañado por Patricia Portilla, concejala de Festejos, y José Otto Oyarbide, concejal de Urbanismo, se daba el pistoletazo de salida a la novena edición de la Marcha Bulevar Ronda.

Los más de 1.800 participantes comenzaban a avanzar por una recta que se convirtió en un mar de camisetas blancas donde durante cientos de metros solo se veía multitud. Muchos de ellos saludaban a las cámaras de los fotógrafos que buscaban la mejor instantánea, alguno incluso levantaba a su niño, o incluso a su perro, para que sobresaliera por encima del grupo, otros simplemente posaban para el momento.

Pese a que desde el principio la actividad se plantea como «un paseo y no una carrera» por parte de la organización, el ritmo de los primeros participantes no era lento y a los quince minutos llegaron al primer punto de sellado de sus ‘cartillas del caminante’ en el Barrio Covadonga. Mientras unos iban muy rápido, otros iban ralentizando su marcha, y el grupo se extendía durante muchos cientos de metros. La gente seguía buscando la sombra de los árboles y edificios allá por donde pasaban, y las fuentes en el camino eran lo más socorrido.

Los vecinos disfrutaron de una de las actividades más multitudinarias de las fiestas en una soleada y calurosa mañana

El segundo sello, en la zona de la Plaza de las Autonomías, fue alcanzado por los más adelantados pasada la media hora desde la salida. Aproximadamente el cincuenta por ciento de la actividad estaba completada. Después de recoger el último sello en las cercanías de La Llama, los primeros andarines llegaban a la plaza con un tiempo inferior a una hora. La organización les recibía con un refresco y una urna donde depositar su tarjeta sellada, era momento de descansar y esperar al resto.

Especial

Para animar la espera y a los más pequeños allí presentes entró en escena el payaso de la famosa franquicia de comida rápida Ronald McDonald, quien realizó una pequeña actuación con la colaboración de varios niños ante la atenta mirada del resto de los participantes que mientras recuperaban fuerzas a la sombra disfrutaban del espectáculo.

Mientras tanto, alguno de los participantes comentaban la experiencia. Raúl González señaló que «ha hecho mucho calor pero ha estado muy bien organizado, había policías en los cruces, asistentes en los puntos de sellado…» pero otros se lamentaban por la larga espera.

Casi una hora después llegaban los más rezagados, que se habían tomado con calma el paseo, y comenzaba el sorteo con la participación de los miembros del equipo de gobierno local. Ropa técnica, relojes, calzado deportivo, y algunas artículos más similares eran a las que optaban los participantes, mientras las manos inocentes de los niños fueron sacando los números y repartiendo la suerte, y los premios, a los presentes. Y así se ponía fin una calurosa mañana de domingo que muchos disfrutaron en familia o con amigos en torno a una actividad deportiva y social y participando en una de los eventos más popular que ofrecen estas Fiestas de la Virgen Grande, en las que aún queda mucho por andar.

Fotos

Vídeos