La Feria de Artesanía supera las expectativas

Los soportales de la Plaza Mayor en el centro de la ciudad acogieron una nueva edición de la Feria de Artesanía. Luis palomeque/
Los soportales de la Plaza Mayor en el centro de la ciudad acogieron una nueva edición de la Feria de Artesanía. Luis palomeque

Más de veinte puestos se colocaron en la Plaza Mayor en una cita que contó con numerosos visitantes

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

La Feria de la Artesanía, organizada por la Asociación Cultural Artesanos de Cantabria, superó este año todas las expectativas con más de una veintena de puestos artesanos y numerosos visitantes lo que supuso un aliciente para la jornada festiva en la ciudad, y en el día grande de las fiestas. «Un éxito de público», comentaba el presidente de la Asociación Cultural Artesanos de Cantabria, el artesano torrelaveguense Camilo Ortiz Martínez. En parecidos términos se expresaban los hosteleros de los alrededores de la Plaza Mayor, para quienes la feria «anima el vermú en estos días de fiesta».

Y es que los soportales de la plaza eran un hervidero de gente que se arremolinaba en los puestos de bordados, bisutería, artesanía en madera o piedra, cestería, sillería, pintura, grabados, cerámica o bolillos, por citar algunos, e incluso libros y un puesto de venta de ollas ferroviarias. Como es habitual en este tipo de ferias de artesanos organizadas por la asociación cántabra del gremio, a la cita de Torrelavega acudieron profesionales de toda la región. Entre ellos el artesano de Santiago de Cartes, Augusto Rodríguez, más conocido como 'Titi' y coordinador de la feria. «Ha habido mucha gente durante todo el día aunque con pocas ventas», se lamentaba. Según Sonsoles Fernández, de la Librería Tantín «la mañana ha sido muy buena y ha venido mucha gente, en mi caso con más ventas de las que esperaba, sobre todo libros». Lo que más ha vendido es la obra 'Cinco historias de brujas', un libro de relatos costumbristas que en su día de la mano de Ediciones Tantín el escritor cántabro José Ramón Sainz Viadero prologó y presentó en una pequeña gira por la región.

Según Sonsoles, también contribuyó que ayer no hiciera día de playa para que «el número de visitantes sea mayor». «Para nosotros el día nublado es ideal porque tenemos más gente y más posibilidades de vender», explicaba.

Por su parte, Camilo Ortiz recalcó la importancia de estos trabajos que «son únicos» y las obras que todos los artesanos de la asociación presentan en esta feria y en otras que se desarrollan por la región. «La gente, a menudo nos dice que en mi caso, los escudos de madera son caros pero no saben que se trata de trabajos que puedes estar con ellos más de 50 horas. Entonces ¿cómo va a ser caro? si además se trata de objetos únicos y con un gran valor porque yo no puedo hacer dos escudos de madera iguales». Y es que en su puesto exhibe escudos de equipos de fútbol de Primera División como Barcelona, Real Madrid o Athletic de Bilbao y también de clubes locales como el Racing de Santander, la Gimnástica de Torrelavega o el Barreda. Camilo insiste en que «todo lo que hay aquí está hecho a mano, es un trabajo único y eso tiene un valor añadido».

Además de madera o piedra, también había puestos que ofrecían bordados en punto de cruz y que destacaban que «además de las ventas», habían tenido varios encargos por lo que « no me puedo quejar porque la gente ha estado muy animada». Aunque todos coincidieron en que la mañana resultó más atractiva, a última hora de la tarde la feria se fue llenando de visitantes.

Fotos

Vídeos