La gaita cántabra, objeto de deseo

VICENTE CORTABITARTEUNQUERA.
La gaita cántabra, objeto de deseo

Nunca la gaita cántabra había sido objeto de tanto deseo y había tenido tanto protagonismo como en los últimos días. La disputa que vienen manteniendo el Ayuntamiento de Val de San Vicente y la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) sobre la titularidad de la Fiesta de la Gaita Cántabra ha convertido a este instrumento en motivo de una polémica que en muchos casos se considera exagerada y fuera de lugar.

Por el momento se anuncia que la fiesta tendrá dos sedes diferentes, separadas por poco más de 20 kilómetros de distancia y con apenas quince días intervalo, ya que los primeros trabajan para celebrarla el 27 de junio, mientras que los segundos han anunciado que la realizarán el 11 de julio.

Por este motivo el alcalde de Val de San Vicente, Miguel Ángel González Vega, manifestó ayer que «no voy a perder ni un minuto más en esta discusión. Hay cosas muy importantes en las que trabajar y en ello estamos. Ello no significa, ni muchos menos, que renunciemos a algo que consideramos nuestro y propio como es esta fiesta». Para aseverar sus palabras, González Vega recuerda que desde la primera edición, Unquera ha acogido esta fiesta con financiación única y exclusiva del Ayuntamiento y que alrededor de la fiesta de la gaita se han desarrollado otros actos complementarios como han sido la entrega del 'fuelle de oro' a una personalidad, institución o entidad que destacase por su aportación a la identidad y valores tradicionales de Cantabria, la concesión del premio de la 'corbata de oro' y el reparto gratuito entre los asistentes de olla ferroviaria.

«En esa misma línea seguiremos trabajando, potenciando el aspecto musical, para lo que seguimos contando con el verdadero alma máter de esta fiesta que ha sido el verdadero instaurador de su celebración, a la vez que es el mejor especialista y conocedor de este instrumento en la región», señala el alcalde de Val de San Vicente, en alusión al músico Roberto Diego.

Posible demanda

Por su parte, ADIC recuerda que desde la primera edición ellos son los organizadores del festejo y así aparece en todos los medios de difusión. Por ello han señalado que estudian la posibilidad de demandar al alcalde de Val de San Vicente por apropiación indebida, ya que desde dicho Ayuntamiento se ha registrado la fiesta en el Registro de Marcas y Patentes.

Todo esto sucede mientras algunos se siguen preguntando si lo de la gaita cántabra no es un invento para intentar reafirmar el sentimiento regionalista, algo que niega tajantemente Roberto Diego, quien recuerda que este instrumento tuvo una gran importancia en el folclore regional, especialmente en la zona occidental y Liébana. También recuerda que durante el último siglo se ha contado con más de 70 gaiteros tradicionales, y que José María de Pereda ya citaba este instrumento en algunos de sus escritos costumbristas.

«Somos la tercera potencia del país, se nos invita a muchos eventos de Galicia precisamente por el desarrollo y potenciación que está teniendo, se enseña en mas de diez escuelas de folclore y contamos con media docena de bandas de gaitas y banducas, al mismo tiempo que todos los grupos de folk han introducido este instrumento y que se cuenta con un repertorio propio que está estudiado y publicado», señala Roberto Diego.

PSOE de Comillas

Por si hubiera poca polémica, el PSOE de Comillas ha mostrado su rechazo a la celebración de la Fiesta de la Gaita Cántabra en la villa de los arzobispos.

En un escrito presentado el martes en el Ayuntamiento, los dos concejales socialistas dicen que «puede perjudicar ostensiblemente al Festival Folkomillas", que tendrá lugar en el mes de junio, como viene siendo habitual. Un añadido más a la polémica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos