Intervienen un 'ungüento mágico' sin registro sanitario en un mercadillo

Seprona incautó en Cartes 16 botes de una pócima llamada 'Raíz del Traidor', que prometía efectos curativos milagrosos y carecía de etiquetado

C. DE LA PEÑASANTANDER.
Un puesto con el ungüento 'Raíz del Traidor'. ::
                             DM/
Un puesto con el ungüento 'Raíz del Traidor'. :: DM

Cura quemaduras, grietas en manos y pies, forúnculos, úlceras varicosas, herpes y hasta heridas de guerra, una propiedad muy valiosa en un mundo tan belicoso. El ungüento mágico, de literario nombre, 'Raíz del Traidor', que se vendía en el mercado medieval de Cartes, sólo tenía un problema: ni registro de sanidad ni etiquetado. Su adquisición se convertía así en un acto de fe, más propio de incautos o necesitados, porque el bálsamo carece de aval científico.

Esta falta le ha valido a sus vendedores, que ocupaban uno de los puestos en el mercadillo medieval celebrado el pasado sábado, día 24, en Cartes, la correspondiente denuncia por supuesta infracción en materia de calidad alimentaria y Ley del Comercio Minorista. Podrían enfrentar a una sanción económica por estos hechos.

Fueron agentes de la Guardia Civil de Torrelavega, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), quienes en una inspección rutinaria, intervinieron 16 botes de dicha sustancia, a la que se atribuían efectos curativos de enfermedades graves.

Los frascos decomisados carecían de registro sanitario y etiquetado, tal y como es preceptivo, lo que, a juicio de la Guardia Civil, supone «un posible riesgo para el consumidor».

El preparado, que se vende en herbolarios y a veces también en mercadillos, está compuesto por aceites de germen de trigo, sésamo, almendras, espliego, caléndula y 'alkanna tictoria' o lo que lo mismo, 'raíz del traidor'. En las tiendas especializadas recomiendan el preparado también como bronceador, eso sí, siempre con avalado por Sanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos