eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 14 / 19 || Mañana 14 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El paradigma de la ciudad inteligente

INNOVA CANTABRIA

El paradigma de la ciudad inteligente

'SmartSantander' es un proyecto pionero a nivel europeo que colocará a Cantabria como referente en el ámbito de las TIC

16.05.10 - 00:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El 2 de septiembre de 1969 se producía el primer intercambio de información entre dos ordenadores. No era ni mucho menos lo que conocemos ahora como Internet pero sí que constituyó el nacimiento de la Red de redes. Cuarenta años más tarde, Internet ha crecido, ha evolucionado, se ha extendido a una velocidad tan rápida que cuenta con un número muy elevado de usuarios que dirigen su vida diaria en torno a ella.
Pero, esas primeras experiencias realizadas en la costa este americana se han quedado muy obsoletas. Internet tiene agujeros y los investigadores son conscientes de que es necesario hacer frente a ellos.
En este sentido, la Comisión Europea, dentro de su séptimo Programa Marco 2007-2013, incluye entre sus retos la experimentación en la Internet del futuro, es decir, intentar averiguar hacia dónde se dirigen las tendencias en este ámbito de aquí a quince años.
Gracias a este programa, y a la colaboración entre la Universidad de Cantabria y otros quince socios más, entre los que se encuentran administraciones públicas y empresas, Santander se va a adelantar a este futuro convirtiéndose en la primera ciudad inteligente de Europa. Y lo va a hacer gracias a 'SmartSantander'.
Internet de los objetos
La capital cántabra va a entrar en la Internet de los objetos, un espacio virtual en el que las 'cosas' se comunican entre sí proporcionando una serie de información útil en cualquier momento y en cualquier parte del mundo.
El mecanismo, explicado de una forma sencilla, consiste en la implantación de 12.000 de estas 'cosas' por toda la ciudad. En este caso, serán sensores los encargados de generar toda esa información que será recibida por los ciudadanos.
Es aquí donde reside una de las características destacables de este proyecto, especialmente en cuanto al impacto social que puede llegar a tener. Con 'SmartSantander', los ciudadanos serán los usuarios finales, algo poco habitual cuando se habla de experimentos. A través de un dispositivo, por ejemplo, el móvil o una PDA, podrán obtener información en tiempo real sobre cómo está el tráfico en la entrada por la calle Castilla, en dónde se encuentra exactamente el autobús que está esperando o qué grado de agentes alergénicos hay en el ambiente, aspecto interesante en caso de tener alergia.
Además, los usuarios se verán involucrados en esta experiencia a través de los test de aceptación de un determinado servicio que ellos mismos, en un momento concreto, podrán determinar.
Tres vértices
Sin embargo, el proyecto de la Universidad de Cantabria tiene una triple vertiente de actuación, algo que también hace que pueda ser calificado como pionero. Junto a los ciudadanos, 'SmartSantander' dirige sus actuaciones hacia la comunidad científica y hacia las propias empresas.
De esta forma, y como requisito imprescindible impuesto por la Comisión Europea, el proyecto debe estar abierto a investigadores de todo el mundo. Cantabria, en general, y Santander, en particular, se convertirán en una plataforma experimental masiva, de tal forma que todo lo que aquí se evalúa servirá como referencia para otros. Así, desde todos los puntos del planeta, cualquier investigador podrá acceder a dicha plataforma, conocer los resultados y realizar sus propias comprobaciones.
Las empresas y operadores son el tercer vértice de este gran proyecto. Todos ellos contarán con esta aplicación para probar y experimentar servicios que ellos consideren de interés para la comunidad. La idea es testarlos antes de su salida al mercado para verificar su aceptabilidad y hacerlo a través de una plataforma con tantos usuarios que les permita saber, con una cierta fiabilidad, si su producto es de interés o no.
Proyecto pionero
El proyecto está constituido por un total de 20.000 sensores, es decir, se desarrolla a gran escala, aspecto que, junto a la cantidad de información que se proporcionará, hacen de 'SmartSantander' la primera iniciativa de estas dimensiones que se lleva a cabo en toda Europa.
De hecho, a pesar de competir con un elevado número de propuestas, ésta es la primera que cuenta con una financiación por parte de la Comisión Europea y un claro calendario puesto por este organismo para conseguir el paradigma de ciudad inteligente.
'SmartSantander' nació hace ya un año de una manera conceptual y, en septiembre, se dará el pistoletazo de salida a la implantación de los dispositivos. La meta marcada está en los 2.000 sensores en el noveno mes de andadura, es decir, en junio del próximo año y en el perfecto funcionamiento de todos ellos para proporcionar el correspondiente servicio a los tres agentes implicados.
Conseguidos todos estos objetivos, en el año 2011, fecha prevista para finalizar el proyecto, Cantabria se convertirá en un punto de encuentro, en un referente a nivel internacional en materia de Tecnologías de la Información y la Comunicación.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El paradigma de la ciudad inteligente

Dos de los sensores que serán implantados por las calles de Santander dentro del proyecto 'SmartSantander'. :: BORJA URÍA

Videos de ECONOMÍA
más videos [+]
ECONOMÍA
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.