eldiariomontanes.es
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 15 / 24 || Mañana 17 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Salarios públicos, sueldos privados

TRIBUNA LIBRE

Salarios públicos, sueldos privados

El empleo público en España no es más atractivo que el privado y en comparaciones con otros países europeos, nuestro país destaca por una reducida horquilla salarial y unos bajos retornos a la experiencia

28.05.10 - 00:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
E ntre las medidas para la reducción del déficit anunciadas por el Gobierno, la reducción de los salarios de los empleados públicos es con toda seguridad la que ha generado reacciones más viscerales. La reacción no es sorprendente ya que la medida afecta directamente al poder adquisitivo de los empleados públicos y por cuantías nada despreciables. Un empleado público que vea su sueldo reducido un 7% en términos nominales el próximo mes de junio (y no estamos hablando de un alto cargo) y congelado hasta el final de 2011 se encontrará al final de los 18 meses con una reducción de poder adquisitivo que, dependiendo de la inflación, puede llegar a ser del 10% o más.
Pero para entender qué implicaciones pueden tener estos recortes es necesario preguntarse cuál es el punto de partida, es decir, es necesario plantearse la siguiente pregunta: ¿Qué diferencias existen entre los ingresos salariales en el sector privado y en el público en España?
Cualquier comparación es difícil y la comparación entre los ingresos de los empleados públicos y los privados no es una excepción. Los dos problemas que surgen son: ¿a quiénes deberíamos comparar? y ¿qué deberíamos comparar?
¿A quiénes deberíamos comparar? La respuesta es aparentemente sencilla. Para hacer una comparación sensata hay que tener en cuenta las diferentes características que otorgan a los individuos diferentes oportunidades en el mundo laboral, por ejemplo, su formación, su experiencia laboral y su sexo.
¿Qué deberíamos comparar? La respuesta es bastante menos obvia. El primer impulso es el de comparar los salarios totales (de individuos parecidos) en el sector público y en el privado. Pero esta comparación no tiene en cuenta unos cuantos factores importantes, como son el número de horas de trabajo, la seguridad laboral y la movilidad entre sectores.
Para paliar estos problemas lo ideal sería ponerse en el lugar de un individuo determinado y comparar el empleo público con el privado tal y como los compararía él. Parece natural que un individuo que tuviera que decidir si trabajar en el sector privado o en el público no se fijaría exclusivamente ni en el salario total ni en el salario por hora trabajada que podría recibir en un empleo o en el otro durante el primer año. Es probable que prestara mucha atención a cuál de las opciones le permitiría tener unos ingresos mayores a lo largo de su vida.
Estas son las ideas que están detrás de un interesante estudio realizado por Matt Dickson, Fabien Postel-Vinay y Hélèn Turon, de la University of Bristol. En el estudio los autores utilizan datos de la European Community Household Panel para el periodo 1994-2001 para comparar los ingresos en el sector público y en el privado en España, Francia, Italia, Países Bajos, Alemania y Portugal.
En términos de diferencias de salarios totales, el estudio encuentra que en España existe una prima a favor del público. La prima de ingresos es elevada para las rentas bajas y disminuye sensiblemente para las rentas más altas. Esto confirma la percepción de que en España, en comparación con el sector privado, el sector público tiene una horquilla salarial más reducida. La razón es que en España, como en Italia y a diferencia de los otros países analizados, hay menores retornos a la experiencia en el sector público que en el privado.
Pero el análisis que nos acerca más al punto de vista de un individuo que tuviera que elegir entre trabajar en el sector privado y en el sector público, es la comparación de los flujos de ingresos a lo largo de la vida. En estos términos el resultado para España es que la diferencia entre los flujos de ingresos a lo largo de la vida en el sector público y en el sector privado es aproximadamente nula. Los autores encuentran una diferencia inapreciable también para Alemania, Países Bajos y Portugal, mientras encuentran una pequeña diferencia positiva a favor del sector público para Francia e Italia.
Es importante aclarar que estos resultados no demuestran que los recortes salariales anunciados sean injustos ni que sean inapropiados teniendo en cuenta la gravedad de la situación de las finanzas públicas. Pero sí ponen de manifiesto que, contrariamente a lo que a veces se sugiere, el empleo público en España no es más atractivo que el privado y que en comparaciones con otros países europeos el empleo en el sector público en España destaca por una reducida horquilla salarial y unos bajos retornos a la experiencia.
Es útil saberlo, porque permite comprender que la progresividad de los recortes salariales hace que se reduzcan más los sueldos de los empleados públicos con sueldos poco competitivos con el sector privado y menos los de muchos empleados públicos que tienen salarios generosos con respecto al sector privado. Esto significa que en ausencia de medidas correctivas los recortes salariales harán aún más difícil retener talento y pueden comprometer los avances que se han obtenido en los últimos años en algunos campos, como en la investigación. En definitiva, los recortes salariales ayudarán a reducir el déficit pero aumentan también la urgencia y la necesidad de reformas que permitan premiar el talento y el trabajo con carreras atractivas en el sector público.
En Tuenti
Salarios públicos, sueldos privados

:: JOSÉ IBARROLA

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.