eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 18 / 22 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
EL FESTIVAL EN CLAVE DE HOMENAJE

FESTIVAL INTERNACIONAL DE SANTANDER

EL FESTIVAL EN CLAVE DE HOMENAJE

18.08.10 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La música española en general y la cántabra en particular es una de las constantes que con especial celo cuida el festival santanderino. En la sala Argenta vivió el pasado sábado una noche de notables valores en la que al recuerdo del 150 aniversario del nacimiento de Isaac Albéniz se unía el décimo de nuestro ilustre compositor Miguel Angel Samperio al que el FIS le rinde un amplio homenaje.
Y nada mejor que en el arranque de la velada, con plurales atractivos, la Orquesta Sinfónica de Bilbao en un espléndido momento, interpretara con clase su sugerente poema sinfónico Don Quijote en la cueva de Montesinos con base en el vigésimo segundo capítulo de la segunda parte de la inmortal novela. Es una obra bien construida y de refinado tratamiento orquestal que en sus tres secciones refleja bien las constantes del lenguaje de Samperio, plagado como indica Gustavo Moral de unas armonías forzadas expresionistas, junto a otras de raigambre impresionistas. Si este poema, que por primera vez se escuchaba entre nosotros, fue bien entendido y traducido por Günter Neuhold, director de la agrupación bilbaína, claro en el gesto, y batuta eficaz y sin artificios, el clima creció cuando con excelente criterio condujo tres números de la Iberia albenizina en la tan esplendorosa y brillante orquestación de Jesús Rueda, quizás una de las mejores que se han realizado de esta maravilla del piano, al decir de Olivier Messiaen. A estas sucedió el Concierto Fantástico, obra en la que Albéniz no ha encontrado su personal lenguaje y se mueve en la órbita romántica,, cualidad que tuvo presente Horacio Lavandera, pianista completísimo, de abundantes medios técnicos y expresivos que con claro concepto resolvió con superioridad los tres movimientos y sobre todo el sugestivo andante. Fue uno de los mejores momentos de la noche al que se sumó la siempre exquisita voz de Ainhoa Arteta, quien con su depurado arte y su ductilidad tímbrica dijo con verdad las también albenizianas 'Seis baladas', de hermoso matiz italianizantes. Estas piezas, tan hermosas como de infrecuente audición, coronaban un magnífico concierto coronado con la asimismo bien planteada Rapsodia española de Maurice Ravel.
Evocación emocionada
El recuerdo permanente de Enrique Franco, que hace poco más de un año nos dejó, se ha reavivado en el cálido homenaje que el festival santanderino le ha rendido en el Santuario de la Bien Aparecida, ámbito tan querido por él -y dentro del 40 Ciclo Estival de Música Coral y de Órgano-, en un concierto de características especiales que evocaban su señera personalidad, a la que José Luis Ocejo dedicó unas emocionadas palabras. Y palabra y música se fundieron en la prodigiosa voz de la soprano y compositora Pilar Jurado y el fenomenal pianista, también compositor, Sebastián Mariné.
El de Enrique Franco compositor y el paladín incansable de la música española estuvieron muy presentes. Primero porque estos dos grandes artistas interpretaron sus siempre llenas de gracia Canciones burgalesas, que tienen su fuente en el cancionero de Olmeda, y su delicioso retablillo de navidad que sobre 'El alba de alhelí' de Rafael Alberti, compuesto conjuntamente por Alberto Blancafort, Manuel Carra y Gerardo Gombau y después porque asistimos a tres importantes estrenos con carácter absoluto.
Y es que a la luminosa e hiperexpresiva 'Lux' de Mariné, cuyo tratamiento pianístico es espléndido, sucedió el de 'Se me fue de nuevo el aire' de Carlos Cruz de Castro con base a la hermosa poesía de Luciano González Sarmiento, en la que a través de un renovado lenguaje hay tensión y lirismo, ausencia que late y que hiere en una colosal partitura como lo es la impresionante de Pilar Jurado 'del alba al alma' en la que el silencio y el murmullo se hace grito en la prodigiosa versatilidad de registros. Obras de Cristóbal Halffter, Antón García Abril y la bella 'Solea. de Tomás Marco completaban el programa de este tributo al crítico y al amigo de cuyos afectos fue receptora su hija Ana María.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
EL FESTIVAL EN CLAVE DE HOMENAJE

Miguel Ángel Samperio, durante una de sus clases. :: DM

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.