La Reserva afronta sus últimos días de actividad antes del cierre de la campaña

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.

Como ha venido siendo habitual a lo largo de toda la temporada, el tiempo no acompañó para la práctica de la caza, lo que implicó el aplazamiento de un importante número de batidas. En concreto, 14 cacerías tuvieron que cambiar de fecha. En las que sí se pudieron celebrar hubo algunos resultados muy buenos, como los conseguidos en los lotes lebaniegos de Arretuerto y Panda Carrielda. en donde se llegó al cupo, lo mismo que en Montabliz, en donde se mataron dos ejemplares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos