eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 17 / 21 || Mañana 13 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Alerta máxima en Japón por la fuga de plutonio

INTERNACIONAL

Alerta máxima en Japón por la fuga de plutonio

Los técnicos riegan la planta para enfriar los reactores, mientras drenan el agua contaminada para evitar que llegue al mar

30.03.11 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La crisis nuclear se enquista en Japón. Más de dos semanas después del tsunami que barrió la costa noreste y dañó la central nuclear de Fukushima 1, el país continúa en estado de máxima alerta por las fugas radiactivas. Así lo reconoció ayer ante en Parlamento el primer ministro, Naoto Kan, un día después de que se detectara plutonio en el suelo en cinco puntos de la planta, pero fuera de sus reactores. «El terremoto, el tsunami y el accidente nuclear son las mayores crisis de Japón en décadas», admitió tras volver a equiparar el desastre de Fukushima con la derrota en la Segunda Guerra Mundial.
El hallazgo del temido plutonio, un elemento químico mucho más tóxico y peligroso que el yodo y el cesio liberados hasta ahora, añade una nueva preocupación al drama nipón. Al descomponerse, emite unas partículas denominadas 'alfa' que son muy dañinas y pueden provocar cáncer y malformaciones genéticas. Además, sus efectos sobre el medio ambiente son devastadores porque se mantiene radiactivo durante siglos o incluso milenios. El único consuelo es que, al ser más pesado y difícil de mezclar que el cesio o el yodo, se propaga a menor velocidad y solo se puede disolver en contacto con algún otro compuesto químico. Los rastros de plutonio 238, 239 y 340, que solo se funden de las barras de combustible a temperaturas muy altas, demuestran también los serios desperfectos del reactor 3, el único que utiliza dicho material junto al uranio presente en los demás y donde se supone que hay una grieta por la que escapan las radiaciones.
Pero el plutonio no es el único problema, ya que las grandes cantidades de agua radiactiva que se han acumulado en Fukushima por otra fuga en el reactor 2 están retrasando los trabajos para conectar la electricidad en la sala de mandos. Mientras, por una parte, los bomberos disparan sus mangueras y cañones para enfriar los reactores, por la otra están drenando el agua contaminada para que no haya un vertido al océano Pacífico, donde ya ha aumentado la radiactividad.
Una vez más, y como viene haciendo desde que comenzaron los escapes tóxicos, la compañía que gestiona la central, Tokio Electric Power (Tepco), insiste en que la radiación y los niveles de plutonio detectados -entre 0,18 y 0,54 becquerelios por kilo- no son perjudiciales para la salud. Pero, a estas alturas del desastre y con su pasado de ocultación de fallos de seguridad, la palabra de Tepco ya no convence a nadie. Ni a la sufrida sociedad nipona, que no gana para sustos entre alarmas radiactivas, apagones y réplicas del terremoto, ni al Gobierno, que está empezando a criticar la nefasta gestión del accidente en Fukushima.
Gestión «deplorable»
«Ha sido deplorable», denunció el responsable de la Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear, Hidehiyo Nishiyama. Duramente atacado por la oposición en el Parlamento, el Ejecutivo intenta ahora distanciarse de Tepco y, según el periódico 'Yomiuri Shimbun', estaría barajando su nacionalización. Haciéndose con una parte mayoritaria de sus acciones, el Gobierno no sólo tomaría el control de la compañía para mandar al Ejército a la central de Fukushima, sino que le inyectaría capital suficiente para garantizar el suministro a sus casi 45 millones de clientes, un tercio del país. Un auténtico salvavidas para Tepco, la cuarta eléctrica del mundo, ahora que sus acciones se han desplomado un 18,67% por el desastre de la planta siniestrada.
Mientras tanto, el primer ministro era vapuleado en el Parlamento por la oposición, que se le lanzó a la yugular por no haber ordenado la evacuación de la zona situada a entre 20 y 30 kilómetros de la central, donde 130.000 vecinos siguen encerrados en sus casas por miedo a la radiactividad. «¿Hay algo tan irresponsable como esto? No podemos dejar que se encargue de manejar esta crisis», le reprochó el diputado Yosuke Isozaki.
A la tragedia desatada por el tsunami del 11-M nipón, que ha dejado más de 28.000 muertos y desaparecidos, sigue ahora otra crisis que se cobrará numerosos cadáveres políticos. En un país como Japón, tan dado a limpiar el honor manchado con la sangre del 'harakiri', también podría dejar algún que otro suicidio.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Alerta máxima en Japón por la fuga de plutonio

Una niña de tres años llora mientras le realizan la prueba para detectar una posible radiación. :: REUTERS

Videos de Internacional
más videos [+]
Internacional
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.