eldiariomontanes.es
Jueves, 24 julio 2014
claros
Hoy 18 / 23 || Mañana 19 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una alternativa con puerta grande

FERIA DE SANTIAGO

Una alternativa con puerta grande

26.07.11 - 00:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Juli se fue de vacío pese a intentarlo con gran oficio durante toda la tarde. / Foto: Alberto Aja - Vídeo: Pablo Bermúdez
El principal objetivo de la tercera corrida de Feria se cumplió como marca el guión. Juan del Álamo, un joven salmantino que ayer tomaba la alternativa en Santander, en el coso de Cuatro Caminos, salió a hombros por la puerta grande, tras cortar dos orejas. Dos orejas justas pero, quizás, injustamente repartidas. Los dos apéndices se le concedieron al chaval en el último toro y gracias al presidente que, en el palco, supo estar a la altura de los acontecimientos. Del Álamo debió cortar una oreja al primero de la tarde, el de la alternativa, pero no hubo mayoría de pañuelos, por lo que el presidente acertó en no concederle el trofeo. Sin embargo, como buen aficionado, sabía que el público era quien se había equivocado y que aquello no era muy lógico. Para recompensarle, en el toro que cerró plaza, donde una oreja hubiera sido el premio justo, le concedió una segunda que es, precisamente, la que él tiene potestad de otorgar. Bien por Fernando Fernández.
Pero en la tarde hubo muchas cosas que reseñar, además del triunfo de Juan del Álamo, quizás el torero que llevan años esperando en Salamanca. Una de ellas fue la gran faena que Julián López 'El Juli' le hizo al segundo toro de la tarde. Una faena de maestro consagrado.
También fue destacada la de Miguel Ángel Perera al quinto, con el que se mostró muy valiente y con ganas de triunfo.
Además, las cuadrillas estuvieron profesionales, destacando los banderilleros que, por fin, pudieron todos los pares en su sitio.
En el apartado de peros, que nunca falta, hay que apuntar dos cosas. La primera, la invalidez de los toros de Jandilla. Sólo los tres que fueron mínimamente picados aguantaron en pie. Los otros perdieron las manos durante el último tercio. La segunda, la lluvia, que deslució el festejos y 'vaciló' al respetable. Caían tres gotas, escampaba. Volvían a caer otras cinco, paraba. Repetía con siete u ocho y secaba. Sin embargo, en la faena de Del Álamo al último de la tarde comenzó el 'chirimiri' y ya no paró.
Todas las miradas ayer en los tendidos estuvieron puestas en Juan del Álamo que tomaba la alternativa. Y lo hizo como manda la tradición, vestido de blanco y plata. El toro de la alternativa pesaba 516 kilos y se llamó 'Corregidor', errado con el número uno. Fue un toro bien armado, pero con poca fuerza.
Lo recibió el toricantano con una serie de verónicas que remató con dos medias en el centro del ruedo. En el caballo lo dejó literalmente crudo, esto es con un picotazo que apenas le rasgó la piel. Quitó con unas chicuelinas de mano baja y una revolera. Brindó el toro a sus padres que se encontraban en el tendido 7.
Ese primer toro no ayudó mucho al salmantino. Embestía muy descompuesto y lanzaba tornillazos al final de cada lance. Juan del Álamo estuvo valiente y se repuso de una cogida sin más consecuencias que una buena brecha en la taleguilla. Le dio varias series buenas por el pitón derecho, bien rematas con el de pecho. Por el pitón izquierdo, el astado de Jandilla humillaba mucho pero no quería pelea. Pronto se quedó el toro sin fuerzas y cerró la faena el diestro con una serie de manoletinas muy ajustadas. Mató de un pinchazo hondo, en todo lo alto, que tuvo igual de valor que una gran estocada. Dio una vuelta al ruedo.
Un Juli sobrado
Tras el cambio de los trastos, Julián López 'El Juli' se enfrentó a un toro de 476 kilos, también ofensivo de cara, pero totalmente inválido. Toreó con la muleta el diestro madrileño corriendo mucho la mano una lentitud y un temple magníficos. Pases largos a un toro que exprimió lo poco que tenía a base de oficio y voluntad. Consiguió hasta unta tanda de naturales imposible vistas las cualidades del morlaco. Fue una faena de torero grande que no tuvo recompensa por la invalidez del animal.
Miguel Ángel Perera no estuvo muy acertado con el primero de su lote, un toro que tampoco valía mucho y que hizo cosas de manso en el tercio de banderillas. Quizás un desarme al comienzo de la faena, la poca fuerza y transmisión del toro y las cuatro gotas que cesaron al instante, enfriaron al buen matador extremeño.
El segundo toro de El Juli fue un calco a su primero. Otro morlaco inválido que desesperó al torero y al público presente. Aún así, el madrileño puso voluntad y le pudo sacar algunos pases sueltos de buena factura. No hubo mucho más que hacer que pasaportarlo con prontitud.
Perera salió a cortarle las orejas al quinto, al que en los dos primeros tercios vio que tenía condiciones. Tantas que brindó al respetable. El inicio de la faena de muleta fue espectacular y muy habitual en el torero de Puebla del Prior. Pases citando desde el centro del ruedo, por detrás y por delante. Después, comenzó a torear en redondo con pases largos muy templados. Pero el gas le duró muy poco al de Jandilla. Perera, hambriento de triunfo, se metió entonces entre los pitones del morlaco para arrancar los aplausos del público ante su valor y su quietud. Se entregó el extremeño que logró la primera oreja de la tarde.
El segundo toro de Juan del Álamo, de nombre 'Afligido' y 471 kilos de peso, también salió escaso de fuerzas. Sin embargo Del Álamo no estaba dispuesto a irse de Santander y de la Feria de Santiago, su feria, en el día grande de las fiestas, sin nada que llevarse. Como primer aviso, una larga cambiada nada más salir el toro de chiqueros.
Muy inteligente, volvió a castigar muy poco al Jandilla en el caballo para que en el último tercio aguantara de pie y pudiera hacerle faena. Y así fue. El salmantino comenzó con varias trincherillas y pases de mano baja para llevar al astado hasta el centro del ruedo. Después vino el repertorio de pases en redondo y tres series buenas por naturales. De nuevo recurrió a las manoletinas para concluir la faena. Esta vez el acero entró más que el toro de la alternativa, y el público se volcó con el joven de blanco y plata.
Fue muy emotiva la vuelta al ruedo con las dos orejas en la mano. De los tendidos le tiraron colonia, una quesada artesana que prepara Luis Salas para agasajar a los triunfadores y dos gallos un tanto escuálidos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Santander
más videos [+]
Santander
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.