eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 11 / 15 || Mañana 10 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Horadada no se salva de la piqueta y será sustituida por dos módulos de 150 metros

CANTABRIA

La Horadada no se salva de la piqueta y será sustituida por dos módulos de 150 metros

El Ayuntamiento de Santander ya tiene el visto bueno de Costas y quiere que los actuales concesionarios sigan gestionando las instalaciones

16.09.11 - 00:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Horadada no se salva de la piqueta y será sustituida por dos módulos de 150 metros
El Club Náutico de La Horadada, en la playa de Los Peligros, será demolido. / DM
El Club Náutico de la Horadada no tiene salvación. La emblemática instalación de la playa de Los Peligros, en Santander, tiene los días contados y la piqueta se encargará de su demolición en cumplimiento de la Ley de Costas, la norma que no permite en dominio público terrestre instalaciones que superen los 150 metros cuadrados (el edificio, construido hace ya cuarenta años, tiene 1.350 metros cuadrados).
Así se lo reiteró la directora general de Costas al alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y a la concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, en la entrevista que mantuvieron en Madrid el pasado miércoles. Pero al tiempo que se insistía en la obligatoriedad del derribo de La Horadada, se avanzó en la solución final. La infraestructura será reemplazada por dos módulos, de 150 metros cuadrados cada uno, separados por doscientos metros. Uno de los módulos irá destinado a la hostelería y el segundo a los diferentes servicios deportivos que se prestan en el arenal.
Con esta solución, el Ministerio de Medio Ambiente verá como se cumple la normativa de Costas y el Ayuntamiento podrá mantener el servicio en una de las playas más simbólicas de la ciudad.
Además, el actual concesionario de la instalación, Fermín Ramón Ruiz, podrá ver salvaguardados sus intereses, dado que la intención del Ayuntamiento es instarle a que solicite una nueva concesión para poder gestionar los nuevos módulos. El Ayuntamiento siempre ha apoyado y respaldado una concesión, puesto que su intención es mantener, por interés público, las dotaciones en la céntrica playa, una de las más concurridas en verano. El Ayuntamiento trabajará ahora en que la demolición del edificio y la construcción de los módulos puedan ir ligados y así mantener el servicio en Los Peligros.
El Club Náutico de La Horadada tendrá que abandonar las instalaciones en el mes de octubre, una vez se termine la prórroga de su concesión. Durante este verano sólo se han podido utilizar los 150 metros cuadrados para la zona de restauración y otros 150 para el club náutico. Ello supuso la clausura de dos de las tres plantas del edificio, las que se utilizaban como albergue, lo que provocó que la plantilla se redujera de 18 a seis personas.
El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, a preguntas de este periódico, trasladó ayer su satisfacción por la reunión mantenida en Madrid y el acuerdo alcanzado, que, según sus palabras, responde a las necesidades planteadas de las tres partes. Igualmente, De la Serna agradeció el tono «cordial» del encuentro, que ha permitido avanzar en este y otros asuntos.
En Tuenti
Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.