La Reserva, que suma 534 jabalíes, sigue ofreciendo su mejor imagen

La cifra de capturas apunta hacia un nuevo récord cuando aún no se ha superado el ecuador de la temporada

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.
Integrantes de la cuadrilla 51 de Potes, con los nueve jabalíes abatidos en Milebaños. ::
                             PEDRO ÁLVAREZ/
Integrantes de la cuadrilla 51 de Potes, con los nueve jabalíes abatidos en Milebaños. :: PEDRO ÁLVAREZ

Con 534 jabalíes en su cuenta, la Reserva del Saja está viviendo una de sus mejores temporadas. Al menos así lo es después de dos meses y medio de actividad cinegética en sus montes. Pese a que el tiempo no ha acompañado -de hecho sigue sin hacerlo y el persistente y molesto viento Sur es la prueba más evidente- los resultados, jornada tras jornada, se han empeñado en encarrilar la campaña hacia un récord que, a día de hoy, parece más que posible, sobre todo si se tiene en cuenta que, al menos en teoría, lo mejor de la temporada está aún por venir.

El monte bajará un poco más y llegarán mejores condiciones para los perros que, eso sí, cada día están más 'fogueados'. Es decir, la temporada afrontará sus meses invernales en unas condiciones inmejorables para que la cifra de suidos crezca y se encamine hacia los 1.172 abatidos temporadas atrás.

Por el momento, haciendo referencia a lo acontecido durante el pasado fin de semana, cabe destacar que fueron abatidos 54 animales, que se distribuyeron de una forma más o menos homogénea por los diferentes montes batidos. Al margen de los cinco ceros (Fresneda, Vados Sur, Valfría, Vaocerezo y, sorprendentemente, Vallejas de San Pablo), hay tres resultados que destacan especialmente por encima de los demás.

Uno de ellos es el conseguido por la cuadrilla lebaniega que dirige José Joaquín Sánchez, que no tuvo que desplazarse mucho, sólo hasta Milebaños, para abatir nueve cerdos salvajes. Los de Celestino Cuevas, a los que había tocado en suerte batir el lote de Arabedes, toda una garantía, también hicieron una buena percha: ocho ejemplares. En Cuesta Bernizo, en donde cazaron los hombres de Ismael Blanco, tampoco fueron mal las cosas. Al final de la jornada se exhibieron siete animales.

Del resto de las batidas destacan las celebradas en Mozagro, de donde los de Constantino Corral se bajaron con el cupo.

En los cotos

Si en la Reserva del Saja las cosas marchan bastante bien, en los cotos no se quedan atrás y las cifras de capturas son más que positivas. Hay jabalíes, eso es una evidencia, y se están matando, algo que se puede ver cualquier tarde de un fin de semana en cualquiera de los pueblos de Cantabria en los que se dan cita los cazadores. Aunque en el caso de los cotos las estimaciones numéricas son ciertamente complicadas -imposibles quizá- sí puede asegurarse que se están abatiendo numerosos cerdos salvajes por toda la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos