eldiariomontanes.es
Lunes, 20 octubre 2014
nuboso
Hoy 16 / 20 || Mañana 16 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Ganaba 8.500 pesetas como meteorólogo en un aeropuerto»

ECONOMIA

«Ganaba 8.500 pesetas como meteorólogo en un aeropuerto»

Manuel Toharia Divulgador Física, música y, siempre, divulgación ocupan la vida profesional del director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias

04.03.12 - 00:17 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Persona multitarea donde las haya, Manuel Toharia (Madrid, 1944) habla con nosotros minutos después de un simulacro de incendio en sus instalaciones y minutos antes de una de sus múltiples reuniones propias de su cargo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Amante de los datos y de la eficacia, nos resume el resultado del simulacro; «1.500 personas en seis minutos y medio. No está mal». Números e ideas han caracterizado la vida y obra del que fuera el popular 'hombre del tiempo' y es uno de nuestros principales divulgadores científicos, a caballo entre el rigor científico y la creatividad, la razón y la emoción.
- ¿Cómo ganó sus primeras pesetas?
- Estaba estudiando lo que se llamaba Selectivo, con 17 ó 18 años, y como hablaba francés y se me daban bien las matemáticas, daba clases a hermanos pequeños de amigos. Ni recuerdo cuánto ganaba. no sé, quizás unas 25 pesetas por clase.
- ¿Y cuándo surgió la oportunidad de ser 'hombre del tiempo'?
- En principio pensé estudiar Medicina, iba a ver operaciones en el anfiteatro de la Facultad de Medicina. Vi varias del marqués de Villaverde. Pero pensaba que no estaba preparado para estar en contacto con la enfermedad y me encaminé hacia la Física. Después de aprobar una oposición de Meteorología, estuve un año de prácticas con el 90% del sueldo como meteorólogo, y ganaba unas 8.500 pesetas. me dieron categoría de teniente del Ejército del Aire, fíjate que un año antes había terminado la mili como cabo. Mi primer destino fue un aeropuerto, el de Sondika, en Bilbao. Allí pude conocer a los que se llamaban 'observadores meteorológicos', con muchísima experiencia en esto de las nubes, los vientos, las lluvias.
- ¿Y el paréntesis que tuvo como cantautor?
- Había estudiado la carrera de piano, pero mi padre, con mucho criterio, me decía que había que ser muy bueno y tener mucha suerte en algo que era muy difícil para poder ganarse la vida. Me convenció. Con mis conocimientos, tocaba la guitarra y componía temas 'de autor'. Llegué a grabar cuatro discos, y conocí a Labordeta, Aute, Hilario Camacho, toqué una vez con Javier Krahe y Joaquín Sabina. pero ahí quedó todo. Toco el piano a menudo, pero con los amigos como público más numeroso. Incluso algunas de las sintonías de mis programas son mías.
- Lo de funcionario como trabajo para toda la vida no encajaba en sus planes, sobre todo cuando se cruzó TVE en su camino.
- Me lo propuso Victoriano Fernández de Asís, un profesional muy avanzado a su época que, por ejemplo, puso en marcha lo del 'multiplex': varias conexiones en directo al estilo de «aquí, Londres», «aquí, París», «aquí, Roma». Me propuso darle un nuevo aire a la información meteorológica que, en esos tiempos, contaba con personalidades como Mariano Medina. También me comentó que trabajaría a las órdenes del director de informativos, Juan Luis Cebrián. al que ya conocía porque hice la mili con él y colaboré en el periódico 'Informaciones', del que era subdirector. Recuerdo que les interesó mucho un estudio mío de 50 folios que pidieron que recortara hasta quedar. en apenas una hoja y media. Ahí me di cuenta de lo que realmente significaba la divulgación en periodismo.
- ¿Y cuándo decidió abandonar 'el ente'?
- Surgió la posibilidad de dirigir la revista 'Conocer', y a ello fui. Luego, dirigiría programas divulgativos -ha dirigido y presentado 'Alcores', 'Última Frontera', 'Suplementos 4', 'Viva la Ciencia'.-, pero ya con mi productora, entregando los programas 'llave en mano'.
- Sus últimos años pasan por la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. ¿Cómo explica su función y cómo invitaría a visitarles?
- Llevo 16 años, y como director científico, interpreto y ejecuto las partidas presupuestarias para que todo funcione lo mejor posible y sea enriquecedor para el visitante. Por cierto, es una explotación con beneficios. Ofrecemos un excepcional auditorio, los mayores acuarios y Museo de Ciencias de Europa, el Umbracle, 30 exposiciones interactivas, el IMAX, jardines de astronomía, conciertos nocturnos. me parece una propuesta muy atractiva para un fin de semana. Tenemos cinco millones de visitantes al año, lo que no está nada mal para una ciudad que cuenta con un millón de habitantes.
- Tanta divulgación y ciencia ha calado en su propia familia.
- Pues sí. Mi hijo mayor es matemático y jefe de informática en una empresa, otro es físico teórico y mi hija es doctora en filología francesa. Como dos de ellos viven fuera, en Canadá y EE UU, tengo a seis de mis ocho nietos fuera de España.
- Supongo que una reunión familiar tiene que ser bastante densa.
- Nada, nada... Somos muy normales y no hablamos nada de ciencia ni tampoco de estudios; bastante tenemos con lo nuestro.
En Tuenti
«Ganaba 8.500 pesetas como meteorólogo en un aeropuerto»

Manuel Toharia es el prototipo de hombre multitarea, casi renacentista.

Videos de ECONOMÍA
más videos [+]
ECONOMÍA
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.