eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 24 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Si hacen el teleférico nadie va a protestar»

CANTABRIA

«Si hacen el teleférico nadie va a protestar»

En Vega de Pas, sus vecinos ven en el mirador del Castro Valnera una oportunidad para impulsar el turismo y combatir la despoblación y la caída de la ganadería

20.05.12 - 00:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Infografía del protecto.
«Si lo hacen nadie va a protestar». Jesús Fernández cuida de alguna de sus vacas en la cabaña que tiene en Pandillo. El día está soleado, Castro Valnera aparece y desaparece entre los recovecos de los montes más cercanos y en el camino al barrio desde el centro del Vega de Pas apenas hemos cruzado a un puñado de vecinos, un par de caballos y algún perro.
Hay algunas cabañas arregladas -vecinos de fin de semana- y otras cerradas. En Portilla se ven indicios de vida más diaria y en La Estribera, al final de Pandillo, la actividad es más ganadera, pero mengua desde hace años. Vega de Pas tiene apenas 900 habitantes y los cálculos de quienes han apostado por construir un teleférico hasta el Castro Valnera, a 1.700 metros de altura, calculan que el primer año pasarán por aquí 197.000 visitantes. Un trajín que lejos de molestar parece tener contentos a los vecinos, que ven en el turismo una salida a la despoblación, la caída de la ganadería y la crisis.
Jesús Fernández mantiene que el teleférico debe hacerse «hoy mejor que mañana, que terrenos sobran», y Ramón Pelayo está encantado porque de los contrario el pueblo se va a quedar aislado. «¡Si ya no hay ni gente ni nada!» -proclama-. «Sólo viejos y los viejos vuelan al mismo sitio. Jóvenes ya no hay y las mujeres que valen, a los 20 años se marchan y no vuelven. El pueblo aquí se está terminando». Eso sí, él ya conoce el Castro y no piensa subir al «cajón». «Mi motor ya no aguanta eso».
Juan Manuel Fernández deja el pan en el Estanco. Allí, Cristina Navarro explica por qué no está de acuerdo con el teleférico: teme que lo destrocen todo, «lo poco que queda puro; me duele que lo dañen». Y como ella, una pareja de Madrid que desde hace seis años vive en Yera respalda sus palabras. Pero Juan Manuel, joven panadero del pueblo, tiene otra perspectiva. Él quiere seguir viviendo en La Vega -«somos ya diez generaciones»- . «La Vega necesita que traigan turismo y gente. Ganadería hay muy poca y los políticos hacen poco por arreglarlo. La despoblación es increíble, así que tiene que ser el turismo».
Del mismo modo lo siente Blanca Carral, de la tienda de comestibles de la plaza. «Para la gente con negocios es positivo, porque se trata de buscar alternativas para que el pueblo no desaparezca. Hay que echar mano del turismo, hacer algo parecido a Liébana».
En el restaurante Casa Frutos se lee el periódico en la barra. Falta poco para la hora de comer pero la tertulia se va animando. Juan Fernández es tajante, y a su lado Gerardo Pérez rubrica constantemente sus palabras con un «igualmente, eso es». «Me parece lo ideal, una fuente de ingresos terrible, para nosotros y para toda la comarca. Riqueza, revalorización de Pandillo. Facilitará la rehabilitación de cientos de cabañas. La realización es un poco difícil, porque cuesta muchísimo, pero el interés. impresionante. Por donde quiera que lo mires todo son ventajas». José Antonio Gómez, el propietario del bar, le da «un sí total al proyecto, sobresaliente». «Nos hace falta porque esta es una de las épocas más complicadas», remacha.
Isauro Sáinz, de La Costera, cree que hacía falta que ya estuviera hecho e Isidro Martínez, que trabaja en la carnicería, lo apoya porque la Vega necesita que venga gente. No ven demasiados impactos ambientales, los aparcamientos los consideran necesarios y en construir nuevos accesos sólo ven ventajas.
De quienes por el momento se ignora la opinión es de esos 'vecinos de fin de semana' que han arreglado cabañas en la zona de Pandillo. Hoy, sus casas están cerradas. Es la zona que soportará el mayor trajín, pero desde el Ayuntamiento hay un compromiso firme, que quiere ser un mensaje de tranquilidad. El proyecto no afectará a ninguna casa, y las carreteras y aparcamientos no tocarán la montaña, serán respetuosas.
La única duda
La mayor parte de ellos sólo pone un pero, un cierto tinte de escepticismo en forma de pregunta: ¿Se hará de verdad? «No lo hacen porque cuesta una pasta, más de una pasta», comentan. Unos doce millones de euros, que deberá invertir la iniciativa privada. Modesto Laso, también está a favor porque la Vega se está quedando sin gente. Y va más allá: «será difícil, porque no se ha hecho cuando había dinero.». «No está mal, otra cosa es que se haga, esa es la madre de todas las maldades», apunta Clemente López bajo uno de los fresnos de la iglesia.
Y es que hace 20 años el entonces alcalde Juan Ruiz esbozó por primera vez una idea que estaba en el imaginario de muchos pasiegos. El teleférico. También el anterior alcalde, el regionalista Víctor Gómez Arroyo, planteó al Gobierno PRC-PSOE el proyecto. Fue al final de la legislatura. Ahora son el Gobierno de Ignacio Diego y el alcalde Juan Carlos García, del PP, quienes han impulsado la idea y se han comprometido públicamente.
Infraestructura de referencia
12 millones de euros de inversión privada para un teleférico que salvará 1.300 metros de altura, dos aparcamientos, y un plazo de ejecución de dos años.
Juan Carlos García, el alcalde de Vega de Pas, insiste en que el territorio pasiego es el gran desconocido y mientras otras áreas tienen infraestructuras turísticas de referencia -Fuente Dé, Cabárceno, El Soplao-, a los pasiegos les faltaba algo así.
Algo más que el teleférico
Ese «algo» será El Mirador del Pas. Un proyecto que no se enfoca sólo en el teleférico, explica el alcalde al pie del castro, sino en recuperar los caminos ganaderos de la zona -no se van a hacer nuevas vías-, en apostar por la recuperación de las cabañas pasiegas y la conservación del patrimonio, y también en impulsar la ganadería. García tranquiliza a quienes ya han empezado con las alertas. Explica que se seguirán todos los informes y estudios necesarios, que se cuidará al máximo cualquier impacto, que los dos aparcamientos están proyectados en explanadas ya existentes y que «no se va a tocar la montaña». «Queremos conservar, pero no está reñido con el progreso». Al final de Pandillo, la carretera seguirá hasta Aguasal por un lateral del río, cubierta por los árboles y con el tamaño justo para que se crucen dos autobuses. Leire Díez Castro, primer teniente del alcalde, del PSOE, insiste en que en la Vega siempre ha habido muchos recursos pero pocas infraestructuras y que el teleférico es necesario, dentro de un plan de turismo.
En el ayuntamiento, el PRC asegura que apoyará el teleférico. «Nos parece un proyecto positivo y es positivo que el Gobierno se implique», asegura el exalcalde regionalista Víctor Gómez Arroyo. Entre las ventajas, todas, apunta, y el importante cambio en el turismo entre ellas. Pero también algunas desventajas, como la climatología, que es una zona LIC (Lugar de Interés Comunitario) y el hecho de que el Castro linde con Burgos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

Isauro Saiz está convencido de que el teleférico llevará mucha gente al pueblo. :: PABLO BERMÚDEZ

«Si hacen el teleférico nadie va a protestar»

Infografía del teleférico proyectado entre Pandillo y Castro Valnera. :: DM

«Si hacen el teleférico nadie va a protestar»

Clemente López se pregunta por la inversión necesaria para el proyecto. :: PABLO BERMÚDEZ

Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.