Madonna deja poco a la imaginación

En Estambul enseñó un pecho y en Roma se bajó los pantalones

NEREA CEJUDO
Madonna, mostrando su pecho al público. / DM/
Madonna, mostrando su pecho al público. / DM

Madonna está dispuesta a que cada concierto de su gira sea único e irrepetible. Quizás por eso, la cantante, de 53 años, va mostrando su atlético cuerpo allá por donde pasa. El martes, en Italia, tocó enseñar el pompis.

«Cuando vengo a Roma nunca sé qué va a pasar, pero sé que me gusta vivir peligrosamente», gritó a la grada en la que 42.000 almas aguantaron estoicas la hora y cuarto de retraso con la que llegó la diva. Quizás con la intención de recompensarles, la ambición rubia en mitad de su interpretación del tema 'Human nature' (Naturaleza humana) se desabrochó el pantalón y dejó su trasero al aire. La canción debe incitar a Madonna al desnudo, pues es la misma con la que el pasado jueves sacó el pecho en Estambul (Turquía) ante 55.000 seguidores.

La gira, que bajo el nombre 'MDNA', llevará a la artista a recorrer medio mundo, fue desde el primero de sus conciertos en Tel Aviv (Israel) carne de polémica. Y es que a la dirigente ultraderechista Marine Le Pen no le hizo especial gracia que Madonna ilustrase la performance del tema 'Nobody Knows Me' (Nadie me conoce) con una foto suya sobre una esvástica nazi. La política francesa ha amenazado con demandar a la artista si cuando el tour desembarque en París, en julio, vuelve a reproducir esas imágenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos