eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 23 || Mañana 17 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El doctor Piñal crea una mano con tres dedos del pie para un paciente amputado

CANTABRIA

El doctor Piñal crea una mano con tres dedos del pie para un paciente amputado

La intervención, pionera a nivel mundial, ha conseguido trasplantar en la muñeca tres apéndices para devolverla su utilidad

02.11.12 - 00:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Ha sido casi un milagro». El doctor Francisco Piñal ha vuelto a poner a Cantabria en el mapa mundial de la cirugía de mano con dos intervenciones realizadas esta misma semana en un paciente que en un accidente laboral perdió su mano izquierda completa. Una máquina de 80 toneladas se la cercenó. Sólo le quedó un muñón, que en el Hospital Valdecilla lo 'enterraron' en el bajo vientre para que se le pudiera posteriormente implantar una prótesis o hacer un trasplante.
Pero el doctor Piñal ha ido más lejos. Ha hecho una reconstrucción no anatómica para 'crear' una mano y darle una función que no tenía. Para ello le ha trasplantado tres dedos de los propios pies del paciente, en una operación pionera en el mundo, formando un trípode con el que el hombre podrá valerse en el futuro. «Ha sido una auténtica obra de ingeniería», explicó a este periódico el reputado traumatólogo al término de la intervención, realizada en dos fases en la Clínica Mompía.
'Crear' una mano
La operación partió de un muñón cosido a la altura de la muñeca (figura uno en el gráfico) en la que, tras el accidente, sólo habían quedado los huesos escafoides y radio.
En la primera actuación, que duró doce horas, al paciente se le implantó en el muñón el segundo metatarsiano completo, extraído de su propio pie, con su raíz, para darle longitud, y que quedó anclado en el radio mediante dos pernos (figura dos) y que hará la función de dedo gordo.
En la segunda operación, que duró diez horas, se le transfirieron el segundo y tercer dedo del otro pie, que quedaron anclados en el hueso escafoides (figura tres) que tiene función rotora. El resultado ha sido la obtención de un trípode (figura cuatro), formado por los tres dedos del pie, insertos en el muñón, con los que el paciente conseguirá hacer pinza y dar viabilidad a esa mano.
En la intervención participaron cuatro cirujanos y fue seguida por seis traumatólogos de diversos países que están conociendo las técnicas quirúrgicas del médico cántabro. Las extracciones y los implantes se hicieron en la misma intervención.
Técnica novedosa
«Lo más novedoso», explica el doctor Piñal, «es que, además de implantar el principal dedo del pie, hemos opuesto otros dos dedos enfrente, ligados al escafoides, para que hagan pinza de verdad y que tenga aspecto de mano, consiguiendo una mejor estética, pero sobre todo, que sea útil para el paciente».
Resumir lo que ha sido esta compleja técnica limita el relato a la sencillez, pero ejecutar esta inusitada obra de la cirugía es otra cosa. «Una de las mayores dificultades que presenta es la unión de las arterias, venas y tendones, para que funcionen una vez implantadas. Hablamos, por ejemplo, de arterias que miden un milímetro de diámetro, donde hay que aplicar ocho o nueve puntos, y así en cada una de ellas, para permitir la circulación de la sangre». Para ello se utiliza un microscopio «porque las uniones, para que se entienda, se hacen alrededor, como si fueran puntos de soldadura».
Operaciones de este tipo suele hacerlas el doctor Piñal «con un éxito del 99%, pero hasta ahora contábamos con algo más de muñeca. Lo que en este caso no hemos tenido, y así todo lo hemos logrado, es conseguir una pinza más sofisticada y de utilidad para la vida ordinaria del paciente».
«El trasplante de mano», explica el cirujano, «tiene la posibilidad del rechazo y los medicamentos que tiene que tomar el trasplantado pueden producir efectos secundarios indeseables. Esta solución hay que reservarla para quienes han perdido las dos manos».
Así todo, cuando el apéndice se ha cortado a la altura de la muñeca «se puede hacer una pinza muy básica porque tampoco puedes quitarle al paciente todos los dedos de los pies para una persona que sólo ha sido afectada por la pérdida de una mano».
El paciente se recupera favorablemente de ambas intervenciones que han resultado exitosas y que le dan otra perspectiva de vida.
En Tuenti
El doctor Piñal crea una mano con tres dedos del pie para un paciente amputado

Francisco Piñal es una de las máximas autoridades en la cirugía de la mano. :: R. RUIZ

El doctor Piñal crea una mano con tres dedos del pie para un paciente amputado
Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.