eldiariomontanes.es
Miércoles, 23 julio 2014
claros
Hoy 17 / 25 || Mañana 18 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Llamamiento urgente del Banco de Alimentos

GESTOS SOLIDARIOS

Llamamiento urgente del Banco de Alimentos

En estos momentos está bien surtido de voluntarios pero necesita socios para enjuagar los gastos de reparto

18.02.13 - 00:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Llamamiento urgente del Banco de Alimentos
Francisco del Pozo, maestro y asistente social, es el presidente del Banco de Alimentos. / Roberto Ruiz

Francisco Pozo es el presidente, director, organizador y alma mater en Cantabria de una de las instituciones, el Banco de Alimentos, más necesarias en nuestra sociedad. Quita el hambre a muchas personas y a otras las ayuda a terminar el mes. Nunca pide lo que no necesita por eso ahora hace un llamamiento para que no se presenten más voluntarios para colaborar, porque tienen «gracias a Dios» lista de espera. Los alimentos llegan con regularidad tanto de los estamentos, como de las empresas y de las aportaciones que realizan solidariamente los ciudadanos. Basta una llamada de atención del Banco de Alimentos, y sus almacenes se llenan a rebosar de comida. Así y todo cada día se vacían las baldas y es necesario reponer.
«Pero la crisis alcanza a todo el mundo, también a nosotros», explica Francisco del Pozo, «y a las instituciones que hasta ahora nos ayudaban económicamente. Éstas también han tenido que congelar las ayudas por lo que ahora lo que precisamos con urgencia son socios que nos aporten el dinero que necesitamos para que esta máquina no se pare».
En estos momentos el Banco de Alimentos tiene 55 socios, que pagan desde un euro al mes hasta lo que cada uno quiera o puede dar. «Afortunadamente seguimos recibiendo ayuda del Gobierno de Cantabria, de la Fundación Botín y de Caja Cantabria, pilares fundamentales para el Banco de Alimentos, pero no es suficiente porque hay otras instituciones y empresas que han tenido que bajar sus aportaciones», explica el presidente. Pero ¿para qué necesitan el dinero en metálico? «Los alimentos y la mano de obra, excepto una persona que nos lleva la contabilidad, es gratuito, pero tenemos gastos insoslayables. Necesitamos pagar los recibos de la luz, del agua, el mantenimiento de las furgonetas de reparto, carretillas elevadoras, alquileres, teléfono... el gasto de combustible, que no es poco. Ahorramos todo lo que podemos y tratamos de gastar el mínimo, pero es que movemos gran cantidad de alimentos. Este año, por ejemplo, repartiremos 900.000 kilos en Cantabria y eso cuesta dinero».
El recibo de la luz es otro de los 'puñales' que cada mes le llega a esta institución benéfica, reconocida con el Premio Príncipe de Asturias a la Solidaridad, ya que en sus almacenes disponen de cámaras frigoríficas para preservar aquella comida que requiere frío. Así y todo, Francisco del Pozo reconoce que, «independientemente de la concesión de este importante premio, la gente siempre ha sido muy solidaria con nosotros. Precisamente en estos momentos tan difíciles es cuando más solidaridad hay».
Ser socio del Banco de Alimentos es un acto voluntario en las cantidades a aportar, «desde un euro a lo que se crea conveniente y con la periodicidad que se desee, o bien con un donativo una vez», explica. Quienes quieran echar una mano pueden hacer sus donativos en la cuenta 2066-0015-18-0200018014.
Con sus medios ayudan en Cantabria a 22.000 personas y a 165 centros, mensualmente. «Nosotros llevamos los alimentos a los puntos de destino, pero si por ejemplo los ayuntamientos se organizaran y vinieran ellos a buscar la mercancía y la repartieran, nuestros gastos bajarían notablemente». Anualmente, el Banco de Alimentos de Cantabria necesita 50.000 euros para cubrir todas las necesidades de intendencia.
El personal que colabora con ellos -muchas de estas personas son parados-, hacen dos turnos diarios, mañana y tarde, de cuatro horas cada uno, «y cuando alguien falla, se acude a la lista de espera de los voluntarios que afortunadamente tenemos». El camino más frecuente de iniciar una colaboración es aquel por el que el banco se dirige a las empresas de su entorno solicitándoles alimentos.
También es frecuente que una empresa se ponga en contacto con el Banco ofreciendo sus excedentes. Existen compañías que ceden instalaciones o materiales en desuso que son aprovechados. Son muchas las empresas de alimentación las que colaboran, además de todos los ayuntamientos. Pero también hace falta dinero.

En Tuenti
Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.