eldiariomontanes.es
Domingo, 20 abril 2014
llovizna
Hoy 11 / 13 || Mañana 7 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un joven denuncia a un policía por ponerle una pistola en el pecho

tras una discusión de tráfico

Un joven denuncia a un policía por ponerle una pistola en el pecho

La Jefatura investigará el incidente, que se produjo en la calle Isabel II. El agente involucrado también presentó cargos

07.03.13 - 00:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Daniel G. V. presentó ayer una denuncia ante el Juzgado de Guardia para denunciar a un policía de paisano que le puso una pistola en el pecho tras una discusión de tráfico. Fuentes de la Policía Nacional confirmaron a este periódico que «efectivamente se produjo un incidente en el que tomó parte un funcionario del Cuerpo» e informaron de que «el agente ha comparecido en Comisaría, se ha hecho un atestado y se mandará al Juzgado de Guardia correspondiente». La Jefatura Superior de Policía abrirá una investigación para esclarecer lo sucedido.

Los hechos que recoge la denuncia del joven de 22 años Daniel G. V. indican que ayer, sobre las diez de la mañana, el denunciante circulaba con su vehículo por la calle Isabel II cuando al llegar al cruce con la calle Cádiz, «por motivos de circulación», tuvo «una discusión» con un peatón que se disponía a cruzar a la altura de la cafetería La Polar. Tras la discusión -continúa la denuncia-, que «apenas duró lo que la marcha de la circulación permitió», el peatón salió corriendo en persecución del vehículo de Daniel G. V. hasta que, «como consecuencia del tráfico», éste se detuvo a la altura de la pastelería Gómez, en la misma calle Isabel II.

«En ese momento, el peatón se introdujo sorpresivamente por la ventanilla del asiento del conductor, sacó un arma y me encañonó con ella contra mi tórax -relata el denunciante en la denuncia-, obligándome a bajar del vehículo al tiempo que me exigía que me identificara». A continuación, el peatón «se guardó el arma en el pantalón, por la espalda» y el conductor le dijo que iba a llamar a la policía, cuando el peatón contestó, según recoge la denuncia, que «él es la policía» y que era él quien iba a llamarla. No obstante, el denunciante asegura en su testimonio que «en ningún momento este señor se identificó como policía ni exhibió su placa ni iba uniformado como tal».

Ante la llamada de una testigo, cuyos datos también se incluyen en la denuncia, acudieron al lugar del incidente dos furgones de la Policía Nacional del que se bajaron «al menos» seis agentes. «Los cuales, tras ser llamados por mí -explica el denunciante- y ser informados del motivo de la llamada se dirigieron al señor (al policía de paisano) y le pidieron que se identificara. Este señor se negó y les dijo 'vosotros idos de aquí, que esto es un tema nuestro', tras lo cual, el que me pareció ser el superior de los agentes dio la orden a los demás de retirarse».

Según detalla la denuncia, una vez que se marcharon los agentes de la Policía Nacional, un cabo de la Policía Local con dos agentes de Movilidad, «sin hacer más preguntas y basándose únicamente en los hechos puestos de manifiesto por el supuesto policía, me notificaron la imposición de una sanción», detalla en la denuncia Daniel G. V.

Daniel G. V. se dirigió inmediatamente después del incidente al Hospital de Valdecilla, donde le diagnosticaron «una lesión consistente en contusión torácica».

En Tuenti
Videos de Santander
más videos [+]
Santander
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.