eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 17 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Picasuelos para salir de la crisis

TORRELAVEGA

Picasuelos para salir de la crisis

18.08.13 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Picasuelos para salir de la crisis
Manuel Alonso, Daniel Bartolomé y Ernesto González muestran uno de los cerca de 400 pollos que crían en Sierrapando. :: L. Palomeque

Tres vecinos de La Inmobiliaria han puesto en marcha la primera granja de la región de pollos de corral o picasuelos, como se les llama popularmente en Cantabria. Ernesto González, Daniel Bartolomé y Manuel Alonso dicen que buscan recuperar la «denostada» imagen de este ave y el sabor tradicional de su carne, así como una forma de ganarse la vida para «salir de la crisis». Su empresa, Picasuelos de Cantabria, se creó a partir de los conocimientos que adquirió Daniel en un curso de avicultura ecológica y del «entusiasmo» de los tres por un proyecto que, de momento, están desarrollando sin ningún tipo de ayuda, salvo el ánimo que reciben de sus familiares y amigos.

«Subvenciones cero. Todo el presupuesto, hasta ahora unos 36.000 euros, ha salido de nuestros bolsillos. En marzo nos llegaron los permisos, después de tres interminables años de papeleo. Ha sido muy lento, pero nosotros hemos seguido hacia adelante», afirma Ernesto. «Tenemos las cosas muy claras desde el principio -apunta Daniel-. Pensamos que esto es algo viable».

Una vez superado el largo trámite burocrático, los tres emprendedores alquilaron una finca de 12.800 metros cuadrados en el barrio Caseríos, de Sierrapando, un prado ligeramente inclinado, del que, de momento, sólo han precisado la parte más próxima al camino de acceso. Han distribuido los pollos en parcelas, según la edad y para que vayan rotando de una a otra, según van agotando su fuente de alimento: la hierba, los insectos...

Comida natural

La parte central de la parcela la ocupan unos módulos prefabricados en los que los picasuelos se refugian por la noche, beben agua de un manantial que nace en la parte más elevada de la finca y comen cereales naturales. «Para completar la alimentación, les damos maíz, trigo y un pequeño porcentaje de soja que les aporta proteínas. Pero lo fundamental es lo que pastan ellos libremente, que es lo que les da la calidad que buscamos», explica rotundo Daniel.

Están criando cerca de 400 pollos, todos pedreses, la raza autóctona de Cantabria, aunque no son «puros». Estos emprendedores de Torrelavega reconocen que se trata de un «híbrido», dado que han cruzado el pequeño y agreste pedrés con la raza americana plymouth rock para que el pollo resultante tenga más peso y, por tanto, su cría sea más rentable. Además, es difícil encontrar el pedrés puro: «En Cantabria pueden quedar una docena de criadores que tengan 10 o 15 gallinas cada uno».

De cara a su comercialización, los tres emprendedores ya se han puesto en contacto con varios restaurantes de la región y todos los cocineros que han probado la carne de este picasuelos coinciden en que es «excelente».

Los pollos pueden alcanzar entre tres y cuatro kilos en vivo, después de cinco meses en la finca, peso que se reduce a dos o tres para la venta en canal. «Es un pollo de crianza bastante lenta, pero eso redunda, junto a su alimentación, en que luego la carne sea más sabrosa. Los de supermercado, blancos, hormonados y demás, se crían en 39 días. Nosotros buscamos la máxima calidad. De hecho, el veterinario que vino a hacer la inspección a la granja la calificó como camping para pollos porque no están masificados, sino todo lo contrario», afirma Daniel.

Como el Kobe

El precio final es de 15 euros el kilo, IVA incluido, un cifra bastante elevada si se compara con las de los pollos que se venden en los supermercados, pero ellos lo justifican. «Nosotros lo comparamos con lo que ocurre con los jamones. Puedes comprar uno de 70 euros o 1.500, la diferencia está en la calidad. Nuestros picasuelos son un poco el Kobe de los pollos», dice Ernesto.

Cumpliendo la normativa, tienen que llevar las aves al matadero y el más próximo está en Palencia, un handicap añadido en un comienzo, que, como casi todos, no está siendo fácil. Han tenido que instalar cámaras de vigilancia porque los ladrones han visitado la granja en varias ocasiones. Otras aves, las rapaces, también intentan hacer su particular agosto y los propios pollos, sobre todo los más grandes, se hacen heridas al pelearse.

No obstante, estos tres emprendedores de La Inmobiliaria no son de los que se rinden fácilmente: «Dicen que hace falta imaginación para salir de la crisis y nosotros la tenemos, además de perseverancia. Esto no es una gran explotación y, sin embargo, ponerla en marcha nos ha costado tres años. Nuestro único apoyo es la familia, que todos los días nos pregunta por la granja».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Torrelavega-Besaya
más videos [+]
Torrelavega-Besaya
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.