eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 16 / 21 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La ventas en La Esperanza remontan «un poco», pero hay 14 puestos vacíos

SANTANDER

La ventas en La Esperanza remontan «un poco», pero hay 14 puestos vacíos

Los comerciantes afirman que el negocio ha bajado entre el 20 y el 50% en cinco años y que nadie quiere instalarse de nuevo

09.03.14 - 00:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La ventas en La Esperanza remontan «un poco», pero hay 14 puestos vacíos
Los comerciantes de la Plaza de la Esperanza confían en que el consumo vaya creciendo tras haber tocado fondo. :: Roberto Ruiz

El mercado de La Esperanza sigue siendo la principal referencia de la venta de alimentación en la capital. «Las ventas remontan un poco», dicen algunos comerciantes, pero nunca hubo tantos puestos vacíos. Tres en la planta del pescado. Y once en la primera planta, dedicada a otro tipo de alimentos, desde verduras y frutas hasta carnes y embutidos.

No se ponen de acuerdo los comerciantes a la hora de decir cuánto han bajado las ventas en los últimos cinco años. Los más cautos, como el presidente de la asociación, Jesús Díaz (pescado), apuntan que alrededor del 20%. En la planta superior, Carmen Revert, de frutería 'El Valenciano', tres generaciones vendiendo en el mercado, asegura que «las ventas han bajado a la mitad. Hoy vendemos para vivir y pagar. Y nada más». Carmen, que también es miembro de la junta de los comerciantes, dice que «es un momento muy complicado para las ventas, así que las nuevas generaciones no quieren dedicarse a esto y los puestos de los padres y los abuelos se quedan vacíos, a la espera de que alguien los quiera. Hace diez años te los quitaban de las manos. Hoy, ya ve, hay muchos vacíos y algunos desde hace mucho tiempo. Y eso es muy malo porque el puesto vale por la clientela que tiene, o tenía. Y si está vacío mucho tiempo, ya ha perdido. Y vale mucho menos». La familia Revert está en La Esperanza desde 1920. Y Carmen, que sucedió a su padre tras el mostrador, regenta el puesto familiar desde hace 39 años, «así que algo creo que sé, después de tantos años».

Jesús Díaz, que vende pescado desde hace 32 años en La Esperanza, cree que las ventas se están recuperando, «aunque tímidamente, pero es verdad que nunca hubo tantos puestos cerrados. Ahora se está reformado uno de pescado que abrirá en breve y en la planta de arriba se inauguró hace poco uno dedicado a las hamburguesas, que está vendiendo bien. Eso demuestra que este mercado tiene tirón y el público valora lo que ofrecemos, todo de calidad».

José Luis Dueñas vende fruta en su puesto del mismo nombre desde hace 32 años. «Vamos tirando, poco a poco. El descenso de ventas ha parado y esperamos que ya se inicie la recuperación y se vayan ocupando los puestos vacíos. La crisis, las jubilaciones y el hecho de que los jóvenes quieran otros trabajos ha propiciado que haya puestos vacíos y eso perjudica mucho la imagen del mercado. Cuando todos los puestos están abiertos hay más público y eso favorece mucho las ventas en La Esperanza».

En el mercado hay 87 comerciantes que esperan «la nueva ordenanza municipal para ver cómo renace este lugar», explica Jesús Díaz. Y es que los profesionales de La Esperanza han pedido al Ayuntamiento que abra la mano en cuanto al tipo de comercios a instalarse. «Ahora solo pueden abrirse tiendas relacionadas con la alimentación, pero hay jóvenes deseando abrirse camino con ideas. ¿Por qué no va a poder ponerse un negocio de llaves o de bolsos, o de lo que sea, siempre que ayude a las ventas, a la imagen y a que el mercado siga adelante?», se pregunta el representante de los comerciantes. «Esperamos que el Ayuntamiento entienda este planteamiento. Eso puede ayudar a que los puestos vacíos se ocupen». ¿Cuánto se paga por un puesto? «Lo que acuerden el que vende y el que compra». De lo que se pague, el 20% es para el Ayuntamiento porque, en realidad, no se trata de una venta, sino de un traspaso de la concesión de los puestos, de propiedad municipal. Las concesiones son por 30 años y quedan 16 para que se extingan.

«Ni entramos ni salimos» dicen sobre los puestos de la calle los comerciantes de La Esperanza . «Nos interesa que haya actividad comercial en la calle porque atrae público, pero lo nuestro es defender el interior. El Ayuntamiento no deja instalarse a nuevos vendedores en la calle, prefiere que lo hagan dentro, para que el mercado siga teniendo la fuerza de siempre», acaba Díaz.

En Tuenti
Videos de Santander
más videos [+]
Santander

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.