La terminal de graneles sólidos del Puerto de Santander estará operativa a principios de 2007

Eliminará la contaminación ambiental que causa el polvo de carbón

EFESANTANDER
La construcción de la terminal de graneles sólidos ha supuesto una inversión de 50 millones de euros./SE QUINTANA/
La construcción de la terminal de graneles sólidos ha supuesto una inversión de 50 millones de euros./SE QUINTANA

La terminal, construida por el Grupo Dragados-ACS, ha supuesto una inversión de 50 millones de euros y cuenta con capacidad para albergar más de 300.000 toneladas de carbón.

La instalación consta de tres plantas en las que se realizarán las operaciones de descarga, almacenamiento y entrega de la mercancía, todas ellas cubiertas para que su manipulación no emita ninguna partícula hacia el exterior.

El subdirector de Servicios Portuarios Logísticos de Dragados, Manuel Cambrón, indicó hoy en conferencia de prensa que se instalará, además, una central de control medioambiental que "mostrará en tiempo real el índice de polvo que se produce en la atmósfera" para poder detectar cualquier fallo y corregirlo.

"A principios del año que viene, no habrá ninguna mota de polvo que por el tráfico de carbón y clinker llegue a la ciudad", agregó el presidente de la Autoridad Portuaria, Javier del Olmo.

El procedimiento consiste en introducir las descargas en una tolva ecológica y, mediante cintas enterradas y cerradas, llevarlas al almacén, donde serán recogidas y transportadas en camiones cerrados.

Del Olmo destacó la importancia que tendrá la terminal para el puerto y para el desarrollo de la actividad industrial de la región ya que permitirá acoger tres millones de toneladas de graneles sólidos, "un millón más de lo que movemos en este momento", apuntó.

La vicepresidenta regional, Lola Gorostiaga, incidió también en la importancia de esta terminal para el crecimiento de Cantabria al considerarlo "un punto clave de nuestra economía".

Por otra parte, Gorostiaga destacó la necesidad de esta construcción para la calidad de vida de los vecinos de la ciudad, en especial los de Castilla-Hermida por su cercanía al puerto.

En octubre de este año comenzarán a realizarse las pruebas del equipo para ponerlo en marcha a partir de principios del próximo año, mientras tanto se están desarrollando medidas correctoras, como la instalación de pantallas vegetales, una irrigación más intensiva y la parálisis de la actividad en los días de fuerte viento, que intentan paliar los problemas de contaminación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos