La Audiencia de Cantabria deja a Piterman sin representación en el Consejo del Racing

Avala la decisión de la Junta de Accionistas en 2004, cuando revocó el nombramiento del consejero que representaba al ucraniano

EFESANTANDER
La Audiencia de Cantabria deja a Piterman sin representación en el Consejo del Racing

El tribunal avala así la decisión que tomó la Junta General de Accionistas del Racing el 25 de abril de 2004, cuando decidió revocar el nombramiento del consejero que representaba a Piterman, a su esposa, Milanendra Vikramsing, y a la sociedad Leimarsport BV.

Los accionistas del Racing tomaron esa decisión tras haber sido advertidos por el Consejo Superior de Deportes (CSD) de que la presencia de Piterman o de un representante suyo en el consejo de administración podía contravenir la Ley del Deporte, ya que el empresario ucraniano presidía al mismo tiempo el Alavés.

Piterman recurrió y obtuvo un fallo favorable a sus intereses en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Santander, que entendió que la Junta de Accionistas del Racing le había privado de su derecho de agrupación de acciones para conseguir representación en el consejo, un derecho recogido en la Ley de Sociedades Anónimas.

SETENCIA ANULADA

La Audiencia de Cantabria anula ahora esa sentencia porque considera que el Racing tenía una "causa justa" para apartar al representante de Dimitri Piterman del Consejo de Administración.

El ponente de la sentencia de apelación, el magistrado Miguel Fernández, recuerda que en la Ley de Sociedades Anónimas se contempla como "causa justa de separación de los administradores, entre otras, la existencia de personas que bajo cualquier forma tengan intereses opuestos a los de la sociedad".

También subraya que la Ley del Deporte dispone que "quienes ostenten cargos directivos en una sociedad anónima deportiva no podrán ejercer cargo alguno en otra sociedad anónima deportiva que participe en la misma competición profesional o en otra que, siendo distinta, pertenezca a la misma modalidad deportiva".

CONFLICTO

La Audiencia considera que Piterman no puede ser consejero del Racing ni tener a un consejero que le represente porque su presencia en el órgano de gobierno del club cántabro provoca un conflicto de intereses con el Deportivo Alavés.

"El Deportivo Alavés SAD y el Real Racing Club de Santander SAD son entidades competidoras con permanentes intereses opuestos, no ya sólo cuando coinciden en la misma división deportiva, sino incluso en intereses generales, como política de fichajes, plantillas, entrenadores, etc", argumenta la sentencia.

El tribunal estima que, por ese motivo, la decisión de la Junta del Racing de revocar el nombramiento del consejero de Esfinge 20 SL (la sociedad en la que agruparon sus acciones Piterman, su esposa y Leimarsport BV) "lejos de resultar arbitraria, se revela ponderada y ajustada al fin de preservar el interés social".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos