La capital cántabra es una de las ciudades más seguras de Europa

Se producen 36,2 infracciones por cada 1.000 habitantes y una continua reducción de la delincuencia, si bien aumentan las denuncias por malos tratos

EFE SANTANDER
La Junta Local de Seguridad se reunió en el Ayuntamiento. / SÉ QUINTANA/
La Junta Local de Seguridad se reunió en el Ayuntamiento. / SÉ QUINTANA

El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, facilitaron estos datos en rueda de prensa, tras presidir una reunión de la Junta Local de Seguridad en la que se acordó consensuar un protocolo de valoración del riesgo de las víctimas de la violencia de género para aumentar su protección.

Ibáñez y De la Serna destacaron el incremento de la seguridad ciudadana registrado en los últimos años en la ciudad y subrayaron la labor "ejemplar" y la "excelente coordinación" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según sus datos, la tasa de criminalidad de Santander es la más baja de España, con 36,2 infracciones por cada mil habitantes, frente a las 50 de media nacional y las 70 de la Unión Europea.

La delincuencia se redujo un 2,6 por ciento en Santander en los seis primeros meses del 2007 respecto al mismo periodo del año pasado, lo que confirma la tendencia del 2006, cuando los delitos y faltas bajaron un 4,5 por ciento.

Durante el 2006, se produjeron en Santander 6.665 infracciones penales, frente a las 6.981 del 2005. Del total registradas, 3.040 fueron delitos y 3.625 faltas.

Según el delegado del Gobierno, al descenso de la criminalidad ha contribuido la reducción de los delitos contra el patrimonio.

Los robos con fuerza e intimidación se redujeron el año pasado un 14 por ciento, los tirones en la calle un 21, los robos con fuerza en los domicilios un 26,9 y de vehículos un 8 por ciento.

En el lado opuesto se sitúan los delitos contra las personas, debido al aumento de las denuncias por malos tratos, con 286 en el 2006 frente a las 49 del 2005.

A LA BAJA

En los seis primeros meses del año, la delincuencia se ha reducido un 2,6 por ciento en Santander respecto al mismo periodo del año anterior, al haberse producido 3.005 infracciones frente a las 3.085 del primer semestre del 2006.

Los delitos se redujeron de enero a junio un 7,6 por ciento, frente al ligero incremento de las faltas, que fue del 1,9 por ciento.

En la primer mitad del año continúa la tendencia del 2006, con una reducción de los delitos contra el patrimonio y un incremento de las infracciones contra las personas, al aumentar en 4 las denuncias de violencia de género hasta contabilizar 134.

El delegado del Gobierno y el alcalde acordaron esta mañana crear una mesa de coordinación con representantes de ambas administraciones y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para aprobar un protocolo de valoración de riesgo de las víctimas e incrementar y hacer más eficaz su protección.

Esta mesa de coordinación se reunirá en las próximas semanas para elaborar este protocolo, que se tratará de aprobar en la próxima Junta Local de Seguridad.

PIONEROS

El alcalde y el delegado del Gobierno recordaron que Santander es un municipio "pionero" en la puesta en marcha de medidas contra los malos tratos.

El alcalde ofreció en la rueda de prensa algunos datos específicos sobre las actuaciones de la Policía Local de Santander.

Los agentes de este cuerpo realizaron el año pasado 102 actuaciones de colegios y zonas públicas que dieron lugar a 455 denuncias, mientras que en lo que va de año se han presentado ya 280.

Se realizaron el año pasado 2.500 actuaciones en las puertas de los colegios para regular el tráfico y evitar el trapicheo, frente a las 1.604 de los primeros meses del 2007.

La Policía Local realizó 2.868 pruebas de alcoholemia que dieron lugar a 1.133 denuncias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos