Es el mejor equipo español de la historia

EFE
Pepu Hernández, durante el partido de ayer contra Rusia. / AP/
Pepu Hernández, durante el partido de ayer contra Rusia. / AP

' ' 'Pepu' Hernández, seleccionador nacional de baloncesto de España, hizo una encendida defensa de sus jugadores, tras caer en la final europea ante Rusia, a los que reivindicó como «el mejor equipo español de la historia».

«Es un equipo de oro y no se conforma con la segunda plaza. Ahora están tristes, muy fastidiados y sin consuelo, pero dentro de un tiempo se darán cuenta de que han hecho un gran trabajo y tienen una actitud extraordinaria. Este es un equipo muy importante, con valores especiales, un equipo ejemplar y el mejor, sin duda, de la historia de España», afirmó 'Pepu' Hernández.

El técnico recalcó que estos jugadores siguen siendo «campeones del mundo, y es un equipo que tiene todas las esperanzas, todos los deseos y todas las expectativas para seguir durante muchos años en la competición al máximo nivel». «Hay que saber estar cuando se gana y cuando se pierde. Dentro de unos días analizaremos las cosas de otra forma. Estamos en una buena línea y podemos competir con cualquiera», apuntó.

'Pepu' no olvidó agradecer el inmenso apoyo recibido por el equipo: «No os podéis imaginar como lo sentimos. Tenemos un enorme agradecimiento para todos. La tristeza no es sólo de los jugadores ni del cuerpo técnico. Cuando ganamos el Mundial toda España ganó. No quiero decir que ahora haya perdido toda España, pero seguro que toda España ha notado el esfuerzo de los jugadores. Estamos agradecidos cuando alguien nos dice que no le gusta el baloncesto, pero que los chicos son muy majos».

«El equipo tiene que seguir una línea. Hay una línea marcada por la Federación y hay apoyos de una forma u otra. No hay que dar ni un paso atrás. Como campeones del mundo y subcampeones de Europa no nos merecemos dar un paso atrás. Hay que ver si se puede mejorar y esa es la línea de trabajo, intentar ser siempre un poco mejores, transmitir buenos valores a nuestra sociedad y seguir haciendo algo bueno por el baloncesto», continuó.

Hernández aclaró que la euforia que ha rodeado a la selección «no ha influido para nada. En algún momento hemos parado para seguir trabajando. Ahora hay que pensar en los errores, pero no rasgarse las vestiduras».

«Los jugadores son muy autocríticos. A veces, demasiado. Hay que reconocer, apuntar y olvidar, pero no nos merecemos rasgarnos las vestiduras», concluyó.