Media hora de huelga a la semana

Los sindicatos UGT, CC.OO. y CSI-CSIF inician mañana movilizaciones con paros de 30 minutos a las 12 horas, todos los jueves de octubre frente a la delegación de la calle Vargas, para exigir una "distribución más equitativa de la productividad por objetivos"

E.P. |Santander

Los sindicatos UGT, CC.OO. y CSI-CSIF iniciarán mañana, jueves, un calendario de movilizaciones en todas las delegaciones nacionales de la Inspección de Trabajo para exigir "una distribución más equitativa" de la productividad por objetivos entre toda la plantilla, tanto entre el personal laboral como funcionario, tras "los escasos avances" en la negociación de esta reivindicación con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Según informaron hoy UGT, CC.OO. y CSI-CSIF, en un principio el calendario de movilizaciones, respaldado también por los demás sindicatos, consistirá en paros de media hora, de 12 a 12,30 horas, todos los jueves del mes de octubre frente a las sedes de la Inspección de Trabajo. En Santander, los paros se celebrarán todos los jueves de octubre frente a la delegación de la calle Vargas.

El calendario inicial de movilizaciones sindicales también prevé concentraciones de protesta de delegados de toda España ante el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, el de Administraciones Públicas y el de Hacienda.

Los tres sindicatos señalaron en un comunicado que, después de los paros convocados el año pasado por el mismo motivo, que fueron desconvocados por UGT y CC.OO. en el mes de noviembre tras un acuerdo con la Administración, la distribución de la productividad por objetivos sigue siendo "muy desigual", ya que el personal de estructura cobró en 2006 cuantías que apenas superaron el 5% de las percibidas por inspectores y subinspectores.

Los sindicatos precisan que el año pasado se destinaron 586.000 euros para compensar la productividad de 1.477 empleados del personal de estructura, cuantía muy inferior a los 10.397.998 euros repartidos entre inspectores y subinspectores.

UGT, CC.OO. y CSI-CSIF reivindican una participación del personal de estructura en al menos un 9,5% de la cuantía total que se destine este año al pago de la productividad por objetivos y de un 15% en la presupuestada en años sucesivos, "objetivo nada fácil de lograr pero que implica una participación justa y que no desvirtúa su función de estímulo y de regulación de la actividad inspectora", indicaron.