Avance en la construcción de un paso subterráneo para peatones en Lombera

Reunión entre Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno

N. CAVIA
Paso elevado sobre las vías en Lombera. / CAVIA/
Paso elevado sobre las vías en Lombera. / CAVIA

La construcción de un paso subterráneo en Lombera, bajo las vías del tren, sigue siendo uno de los objetivos del actual equipo de gobierno municipal. Así lo reiteró ayer la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Mercedes Toribio Ruiz, al asegurar que ya se están dando pasos encaminados a encontrar una solución para los vecinos del barrio de Lombera, que pasaría por la construcción de un paso subterráneo que les permita atravesar las vías del tren sin tener que utilizar el paso elevado o dar un gran rodeo hasta llegar al casco urbano. Explicó que fue uno de los temas tratado en la última reunión que mantuvo con el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez.

Ayer mismo, el concejal de Obras, Urbanismo y Personal, Serviliano González, visitó la zona junto al ingeniero que redactará un anteproyecto que será remitido a finales de este mes al Ministerio de Fomento. Mercedes Toribio aclaró que desde la Delegación del Gobierno ya se ha comunicado la dificultad que entrañará el que el Ministerio de Fomento se haga cargo de la financiación de la obra, asegurando que el Ayuntamiento estudiará las posibles vías de financiación de lo que es, dijo, «un compromiso ineludible con los vecinos de Lombera».

Aislamiento

La intención es lograr una solución viable para evitar el aislamiento de los vecinos del barrio de Lombera con el casco urbano, y todo parece apuntar a una única vía, la construcción de un paso peatonal bajo las vías de Renfe, entre la Estación ferroviaria y ese paso elevado, en el lugar en el que ya hubo un paso sobre las vías.

A mediados de año se presentaron ante el Ayuntamiento cerca de 500 firmas de vecinos de Lombera solicitando una solución que evite las dificultades que tienen los habitantes de la zona afectada para acceder al casco urbano. Dificultades que se agravan, según aquel escrito, para personas minusválidas, mayores o las que llevan carros de bebés o de la compra, por las rampas del paso elevado abierto por Fomento para salvar las vías del tren.