Asunto prioritario: reducir la velocidad en el casco urbano

El equipo de Gobierno tomará medidas para enfrentarse a los conductores que no respetan el límite de velocidad

N. CAVIA
En 2006 se produjeron 109 accidentes de tráfico en Los Corrales, según la Policía Local. / CAVIA/
En 2006 se produjeron 109 accidentes de tráfico en Los Corrales, según la Policía Local. / CAVIA

Evitar que las calles del casco urbano de Los Corrales de Buelna sigan pareciendo un circuito de carreras se ha convertido en «asunto prioritario» para el equipo de Gobierno municipal, según aseguró ayer el concejal de Personal, responsable de la Policía Local, Serviliano González. Anunció dos medidas inmediatas y pidió la colaboración ciudadana para identificar a los conductores que sobrepasen los límites de velocidad, «poniendo en peligro la vida de los demás ciudadanos».

Patrullas a pie

En cuanto a las medidas anunciadas, la primera afectará a la Policía Local. Se incrementarán la patrullas a pie para poder identificar mejor a los conductores imprudentes; se pondrá un celo especial en esas medidas y se adoptarán otras que persuadan a los conductores con actitudes peligrosas al volante, tanto en turismos como en motos o quads, vehículos en los que se une también, dijo el concejal, su proliferación, la utilización, en algunos casos, imprudente de esos vehículos, y el excesivo ruido.

La otra medida anunciada será acudir a la colocación de bandas reductoras de la velocidad en las calles más problemáticas.

El concejal incidió en el gran número de quejas vecinales dirigidas al Ayuntamiento sobre el exceso de velocidad en calles céntricas, cortas, que se utilizan para acelerar al máximo un vehículo, frenar bruscamente y hacer derrapar el coche para tomar la calle transversal, ocupando el carril contrario, todo ello en pleno casco urbano, con el peligro que ello conlleva para cualquier peatón.

Prevención

Serviliano González fue rotundo al afirmar que se quiere actuar de forma inmediata y preventiva, «no vale de nada tomar medidas cuando el mal esté hecho, y no queremos asistir a un accidente grave que nos haga lamentarnos a toro pasado». «Desde hoy mismo actuaremos con contundencia contra los conductores imprudentes».