Quizás haya sido nuestro mejor encuentro a domicilio

Marcelino García Toral, técnico del Racing, ensalzó ayer el trabajo del equipo tras su partido frente al Betis. Para el técnico, sus hombres protagonizaron «quizás el mejor encuentro de lo que va de temporada a domicilio, aunque al final sólo se logró un punto».

F. F.-C.
Quizás haya sido nuestro mejor encuentro a domicilio

Marcelino García Toral, técnico del Racing, ensalzó ayer el trabajo del equipo tras su partido frente al Betis. Para el técnico, sus hombres protagonizaron «quizás el mejor encuentro de lo que va de temporada a domicilio, aunque al final sólo se logró un punto».

Aun así, reconoció el bajón que acusó el Racing en la segunda mitad. Marcelino dijo que «no se sabe si es que salimos dormidos o ellos apretaron mucho».

«Lo que sí reitero es que el Racing fue muy superior y creó más ocasiones. Eso es para estar satisfechos», apuntó el preparador del conjunto cántabro.

También se refirió al cambio del argentino Garay, uno de los pilares del cuadro santanderino, del que explicó que se produjo «al presentar molestias en la pierna derecha».

Finalmente, y tras rechazar hacer un juicio del Betis, «ya que bastante tengo yo con mi equipo», reconoció que la afición le recibió «bien, porque ha entendido mi fichaje por el Racing».

Otro punto de vista

Por su parte, el argentino Héctor Cúper, técnico del Real Betis Balompié, manifestó que se sentía «dolido» tras el empate que su equipo cedió ante el Racing.

«Estoy dolido, porque creo que el partido en el segundo tiempo lo teníamos controlado y estaba para ganarlo», declaró Cúper, quien puntualizó que «una jugada desgraciada, la expulsión de Juanito, creó cierto miedo».

«Fue una lástima, porque llegó en una jugada con pelotazo desde 60 o 70 metros. Repito que el segundo tiempo lo teníamos controlado», agregó Cúper.

Para el técnico austral el punto «no es bueno, tal y como se desarrolló el segundo tiempo, que era cuando mejor estábamos y con el resultado a favor».

No obstante, reconoció que «en el primer tiempo el Racing jugó mejor» y que en los minutos finales «al tener dos delanteros de calidad, podía llegar la intranquilidad». Finalmente, Cúper destacó que «el desencanto» de ayer fue «la expulsión y los últimos diez minutos».