El Racing teme que otros clubes interfieran en el fichaje de Iriney

Las negociaciones con el brasileño están avanzadas, aunque el interés de varios equipos podrían frenarlas

F. FERNÁNDEZ-CUETO
Iriney, en un partido entre el Celta y el Atlético de Madrid. / DM/
Iriney, en un partido entre el Celta y el Atlético de Madrid. / DM

Iriney es el gran objetivo del Racing y de otros clubes. El centrocampista brasileño, uno de los pocos jugadores interesantes que están libres en el mercado, está siendo seguido por varios clubes españoles, que pretenden que a partir del próximo mes de diciembre pueda integrarse en sus plantillas.

El Racing está manteniendo conversaciones desde hace ya varios días con el futbolista brasileño y con su entorno, tal como adelantó EL DIARIO MONTAÑÉS. De hecho, según indican desde la entidad santanderina, las negociaciones estarían ya bastante avanzadas aunque, como suele ocurrir en prácticamente todos los fichajes, aún no han derivado en un acuerdo debido a la falta de entendimiento en el capítulo económico.

Además de las diferencias que no han permitido por el momento que Iriney sea el primer refuerzo del Racing para la segunda vuelta, en el club cántabro temen que la intromisión de otros equipos -el propio representante del jugador ha reconocido el interés de otros clubes- pueda suponer un escollo importante para el fichaje del pivote brasileño. Junto al Racing, equipos como el Betis, el Mallorca, el Murcia o, incluso, el Deportivo, 'enemigo' histórico del Celta, han puesto sus ojos en el jugador.

Jugador apetecible

Y es que la situación actual del futbolista le convierte en un fichaje más que apetecible para todos estos equipos. Iriney ya ha demostrado su calidad durante las últimas temporadas, en las que ha rendido a un nivel más que aceptable con la camiseta del Celta y, además, ahora mismo está libre, ya que la Federación Española de Fútbol, a través de su Comité Jurisdiccional, le dio la razón en su conflicto con el equipo vigués -el Celta entendía que el jugador aún tenía contrato y el futbolista consideraba que la situación era radicalmente la contraria- por lo que su contratación no supondría el pago de traspaso alguno al conjunto gallego.

El pero que se puede poner a esta operación hace referencia al estado físico del futbolista, que en el tramo final de la pasada campaña, en la que el Celta acabó con sus 'huesos' en Segunda División, sufrió una grave lesión al romperse el ligamento cruzado de una de sus rodillas.

En este sentido, en el Racing han querido cubrirse las espaldas. Los responsables del equipo santanderino han mantenido diversos contactos con el médico responsable de la intervención quirúrgica a que fue sometido el brasileño al final de la pasada campaña para conocer el estado del jugador. La respuesta recibida por el Racing ha sido absolutamente positiva. De hecho, el futbolista podría estar en disposición de estar en condiciones de jugar en menos de un mes.

Inscripción

La posible llegada de Iriney, si esta llegara a confirmarse, podría obligar al conjunto santanderino dar de baja a alguno de los jugadores que no cuentan para Marcelino para hacerle un hueco al brasileño. Iriney no tendría que esperar a que se abriera el plazo de inscripción en la Liga ya que en la actualidad está en el paro y, por tanto, no tiene que remitirse a este plazo para poder tener ficha con algún club.