«La sanción por el espionaje es injusta»

Luca Cordero di Montezemolo, presidente del Grupo FIAT y de Ferrari, afirmó que la sentencia de la FIA sobre el presunto espionaje sufrido por su escudería de Fórmula Uno fue injusta y la comparó a un jinete que gana una carrera de caballos con su montura dopada. «La sentencia era inaceptable», aseveró el presidente de Ferrari.