El fichaje del brasileño Iriney permanece en compás de espera

El Racing no quiere mover ficha hasta no que no tenga la absoluta garantía de que no saldrá perjudicado en un futuro

F. F.-C.

Iriney deberá esperar un poco más para vestir la camiseta verdiblanca del Racing. El presidente del club santanderino, Francisco Pernía, espera mantener una conversación con su homólogo vigués, Carlos Mouriño, para dejar zanjada la contratación del centrocampista brasileño, aunque por el momento este encuentro no se ha producido. Lo que sí conoce el Racing es la intención del equipo 'celtiña' de introducir al centrocampista canario Vitolo en la operación.

El jugador, cuyos derechos son del Racing aunque esté cedido en el Celta, podría seguir en el club gallego a final de temporada siempre que éste pagara tres millones de euros. La intención inicial de Mouriño se suprimiera esta cláusula y a cambio el club que preside renunciaría a cualquier tipo de acción entre la justicia ordinaria encaminada a obtener una compensación por la marcha del futbolista.

Por su parte, Iriney tiene ya un acuerdo con el conjunto santanderino para las tres próximas campañas, aunque no se rubricará hasta que el Racing tenga todas las garantías que desea.