Santander-La Coruña, una vía de doble sentido

Pedro Munitis, Duscher y Pinillos jugaron durante varias temporadas en el Deportivo, club en el que ahora militan ex racinguistas como Aouate, Antonio Tomás y Bodipo

F. FERNÁNDEZ-CUETO
Duscher y Munitis, durante el entrenamiento de ayer en La Albericia. / BRUNO MORENO/
Duscher y Munitis, durante el entrenamiento de ayer en La Albericia. / BRUNO MORENO

El Racing y el Deportivo de La Coruña mantienen desde hace algunas temporadas una estrecha relación, sobre todo en lo que al traspaso de futbolistas se refiere, que queda plasmada en el buen ambiente que reina entra las directivas de ambas entidades, con sus presidentes Francisco Pernía y Augusto César Lendoiro a la cabeza.

Sin duda, la figura estelar en este trasvase de jugadores entre Santander y La Coruña es Pedro Munitis. El jugador del Barrio Pesquero, tras su paso por el Real Madrid e incluidas las cesiones al Racing, acabó militando durante varias campañas en el conjunto herculino, en el que llegó a convertirse en todo un símbolo gracias, como no, a su entrega y a su incuestionable capacidad de trabajo.

El regreso de Munitis a Santander tras su paso por Madrid y La Coruña supuso, como contraprestación, la marcha de Aouate al equipo de Riazor. El guardameta israelí, un verdadero ídolo en Santander en donde permaneció tres temporadas, es ahora el portero titular de un Deportivo enfrascado en pleno proceso de reestructuración. En esta misma operación, aunque en su caso relegado a un segundo plano, también estuvo Antonio Tomás, lesionado recientemente.

En la actual plantilla racinguista hay otros dos jugadores con un pasado deportivista. Pinillos y Duscher. El jugador riojano estuvo una temporada en el primer equipo coruñés, con el que debutó en la máxima categoría del fútbol español. Ahora, en su tercera campaña en Santander, se ha convertido en un titular indiscutible gracias a su entrega constante y a su evidente profesionalidad. Por su parte, el centrocampista argentino, estuvo siete campañas en el equipo herculino, aunque casi siempre a la sombra de grandes jugadores, como por ejemplo Mauro Silva, que le impidieron tener el protagonismo que ahora sí está teniendo en el Racing.

Además de éstos, otros futbolistas han vestido en los últimos años las camisetas del Racing y del Deportivo y en la actualidad siguen en uno de esos dos equipos. Uno de esos casos es el de Bodipo. El delantero ecuatoguineano no acabó de cuajar en Santander, de donde salió por la puerta de atrás para irse de la mano de Piterman al Alavés y, posteriormente, dar el salto al conjunto deportivista en donde tras un año marcado por las lesiones, parece estar reencontrándose con su juego.

Por último, recordar a dos jugadores que tuvieron un paso efímero por el Racing al que llegaron cedidos por el Dépor: Rubén y Momo. El primer estuvo apenas seis meses. El segundo aguantó más en el banquillo.